Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

domingo, 31 de mayo de 2009

Cubierta en frazadas, yacía boca abajo, acostada sobre mis brazos plegados –posición que suelo adoptar cuando hace frío. Me encontraba durmiendo cuando sentí esa penetración en mi alma, cuando sentí que algo se metía en mí, en mi ser. Eran dos esencias luchando por ocupar un mismo envase: mi cuerpo. Podía sentir la fuerza ejercida en esa superposición de entidades: era un leve dolor interno, mis entrañas revolviéndose y yo queriendo gritar para despertarme y así acabar con esa macabra sensación. Pero era en vano, mis gritos y quejas eran afónicos. Finalmente, luché lo suficiente y eso salió de mí; fue ahí que me desperté agitada y no entendiendo qué pasaba. Miré hacia la izquierda y la vi en la otra cama, mirándome desconcertada. Caí en la cuenta de que estaba en su casa. Me miró y con cara de susto gritó: “¡cuidado!”. Cuando, con miedo, miré hacia la derecha vi algo que se me venía encima. Me agaché, era un murciélago. Ella a los gritos pidiéndome que lo agarrase, me incorporé rápidamente, actuando por inercia –todavía estaba medio dormida tratando de entender qué me había sucedido en momentos anteriores-, mientras pensaba por dónde podría haberse metido el animalito; todavía tenía alterado mi ritmo cardíaco. Apenas logré capturar al murciélago, se apagó la luz: todo se volvió negro. Comencé a caminar a tientas con el bicho en la mano, rogando que no me mordiese, buscando el interruptor para prender la luz. Mientras lo hacía, me sentía observada, sentía presencias extrañas alrededor; ella no me respondía y eso me alteraba. Busqué mi celular para alumbrar, pero su luz era demasiado tenue, no me sirvió. La oscuridad que me rodeaba era impenetrable; en una de ésas percibí una rara concentración de esa oscuridad, se me acercaba e iba adquiriendo forma humanoide. No era ella, de eso estoy segura. Justo llegué al interruptor: luz. No había nada, pero mi corazón seguía latiendo sin cesar y mi mente estaba perturbada. Ella no estaba. Bajé apresuradamente las escaleras, la encontré y comencé a verbalmente vomitarle mi experiencia. No me creyó, me trató de mentirosa. Estaba sacada, gritaba sin control, tapando mis explicaciones de que suponía que había sido un sueño. ¡Me echó de su casa! Yo no entendía nada. Miré el reloj, eran casi las siete de la mañana. Mientras pensaba qué hacer, si volverme a casa o qué, sonó mi celular. Era un mensaje de Naza; yo cada vez entendía menos. ¿Para qué me escribe? ¿Y a esta hora? Nunca habíamos tenido la afinidad necesaria para que me mandase tal mensaje de texto, supuse que estaba ebria saliendo de algún boliche: “¿Hacés algo ahora? Estoy solita” ¿Era una invitación para dormir con ella? Mi cara de abominable desconcierto era indescriptible. Comencé a responderle sin saber bien qué decirle: “en realidad pensaba irme a dormir…”. Mi mensaje se vio interrumpido: me desperté.

viernes, 29 de mayo de 2009

Es raro, no es como las veces anteriores. Hay algo especial, fuera de lo común en esto, aunque no sepa exactamente qué es; todavía no logro poner en palabras lo que siento, lo que sos para mí, lo que me hacés sentir. Es algo que no había sentido antes, de eso estoy segura. A veces quisiera pararlo...pero es una fuerza incontrolable que me lleva hacia vos, es indómita, es salvaje…no tolera control humano. Es una sensación de querer sentirte adentro mío, en mi espíritu…de querer indagar en tu ser, pasear por tu alma, conocerte toda, adentrarme en cada rincón de tu existencia: sentir cómo se unen nuestras esencias para formar sólo una (y en cierta forma ya lo estás haciendo). No, no es algo sexual, no es físico…es algo mucho más íntimo y abstracto. Es raro, se acerca a lo espiritual. No son tus besos lo primero que deseo, no es tu cuerpo. No. Es otra la necesidad. Hay momentos, noches en especial, en las que te pienso y desearía abrazarte hasta que te adentres en lo más profundo de mí, que me veas tal y como soy, al mismo tiempo poder percibirte yo a vos; sé que podríamos. Quiero cuidarte y que me cuides…que caminemos juntas caminos que nadie ha andado, que lo mágico y misterioso nos una hoy...y para siempre. Quiero que con una mirada sientas cómo arden mis dolores del alma o cómo felizmente moldeás mi interior. Mística…creo que así podría empezar a describir la atracción que siento por vos. No es un arrebato a mi corazón, sino a mi ser y a mi no-ser en su totalidad. Ojalá algún día, entre tus brazos, el miedo que siento se esfume. Ojalá me digas algún día que ya no estamos atrapadas entre incertidumbres y decepciones, ojalá algún día me digas que el tiempo que nos separa ya no nos separa más. Ojalá que lo magno que aprecio en esta rara fuerza pueda, algún día, consumarse en otros planos de la realidad, de nuestra realidad.

jueves, 28 de mayo de 2009

Con todo el desgano del mundo alzo mi cuerpo y me dirijo a bañarme. Me desvisto rápidamente. Abro la ducha mientras veo cómo mi piel comienza a erizarse por el frío. De un salto me meto bajo el chorro caliente. Mientras me lavo la cabeza, recuerdo la última vez que te vi en esta casa, en esta bañera. Cuatro estaciones. Invierno de nuevo; siento más frío que en el anterior, quizás es sólo una sensación por el hecho de que esta vez me toca dormir sola. Mosquitos. Un día calor, al otro, frío. Tres mosquitos dan vueltas en el baño, luchando en su vuelo con el espeso vapor. Seguí contaminando, sociedad: suciedad. Deslizo mis dedos arrugados entre mis cabellos empapados en espuma. Cierro los ojos, me meto bajo el chorro nuevamente. Se lava el jabón, se lavan mis recuerdos, se lavan mis sueños. Están ahora más claros, casi transparentes..ya casi no existen. Paf! Mi palma contra el azulejo: quedan dos. Me envuelvo en el toallón, me siento en el banquito y observo como autista cómo se desfigura lentamente la huella de mi mano en el azulejo transpirado. El vapor tiene efecto somnífero. Mi piel erizada de nuevo. Volví cien por ciento a la realidad; me apuro y me visto, tengo cosas que hacer.

Es la rapidez autómata de la rutina diaria la que no nos da tiempo para pensar, para recordar..para lavar sueños.

martes, 26 de mayo de 2009

Entre las anécdotas del festejo de mi cumpleaños este finde pasado, ésta es una.

Habíamos ido con una pareja hétero a un pool enorme a jugar y tomar algo. La cuestión es que mi amigo se encuentra con que uno de los barmen era conocido suyo, así que se ponen a charlar, mientras yo estaba con mi amiga en un sillón charlando y tomando. Al rato viene mi amigo con que el chico de la barra le había regalado un daikiri. Mientras nos convidaba, cuenta:

I: me pregunto este chico que con quién estaba y le dije que estaba con mi novia y con una amiga, entonces me dice: “presentame tu amigaaaa!” entonces me empecé a reír y le digo “mirá, la verdad es que si querés te la presento, pero no creo que tengas mucha oportunidad..” y el me preguntó que por qué, entonces le digo “porque patea para el otro lado..no está disponible para nosotros, che xD” y entonces me dice “en seeeerio? O.o” y le dije que sí jaja
C y L: jaja
L: presentamelo..pero preguntale si no tiene alguna hermana para que me presente xD
I: jaja…mirá que le digo, eh?
L: sí, decile =)

Al rato viene mi amigo de nuevo y dice: “jaja, che, le dije lo que me dijiste…dice que sí, que tiene 6 hermanas pero que ni en peeeeeedo te las presenta jaja”. “jajaja, qué mala onda, che…eso es discriminación, tiene 6!! Le sobran!! Que me tire una =P”.

Cuando nos íbamos del local, fuimos a saludarlo:

I: ella es mi amiga, hoy cumple años
B: ah, hola! Feliz cumple! Cuántos cumplís?
L: 24
B: uh no parecés ni a gancho de 24!!
L: tan baqueteada estoy??? ¬¬
B: nooo, parecés mucho más chica!
(risas)
I: (al barman) che, bueno, nos vamos..
B: okas..que anden bien, che…(me mira y me dice) la próxima te presento una hermana..
L: dale! Pará! De qué edades tenés???
B: de qué edad querés???
L: uhm…de 25 para arriba, tengo mala experiencia con las pendejas xD
B: jaja ok..tenés de 19 a 32
L: uhm..cualquiera que sea de 25 en adelante xD
B: ok..28 te va?
L: geniaaaal! (Y)

lunes, 25 de mayo de 2009

Me encapriché con actualizar el blog, pero no ando con ánimos para digitalizar escritos y mucho menos para inventar algo nuevo, así que subo un relato que puse en otro blog hablando de mujeres densas, con síndrome de u-haul y otras particularidades que sólo consiguen que te quieras mantener alejada de ellas xD

E es una chica que hace casi un año me presentó una amiga. la idea era que pegásemos onda, pero la realidad es que yo CERO onda, en cambio ella se enganchó desde el comienzo conmigo.
Ella me pidió el msn (se lo di y chateamos), ella me pidió luego el cel (intenté hacerme la boluda, pero luego pensé que si no se lo daba yo, se lo daba la guacha de mi amiga que nos quería emparejar a toda costa) y ella propuso vernos. Acepté juntarnos un día sólo porque iba a haber otras personas y bueno..tenía muchas ganas de salir un rato. La cuestión es que esas otras personas mágicamente no fueron y me vi sola con ella tomando una cerveza en mi pub favorito (aunque luego de cierto episodio, sí, también con ella, no fui más de la vergüenza..pero eso lo dejo para otro día xD). Todo bien, es buena mina, pero es deeeeeeeeeeensaaaaaaaaaaaaa y definitivamente no entiende los "no", ni de buena ni de mala manera...NO LOS ENTIENDE. y yo que no sólo que no tengo mucha paciencia, sino que me saca la gente que insiste tanto..me provocan hacer totalmente lo opuesto a lo que esperan u.u. si digo “no” es “no”..pero algunos lo interpretan como pedido de ruego y súplica…creo que en eso mi mente es muy masculina: no es no.

La distancia entre ella y yo en el sillón del pub era directamente proporcional a la cantidad de cerveza que ella ingería...mi mala onda también lo era. Cada vez se me acercaba más, me agarraba la mano, jugaba con los bolsillos de mi cargo y yo...yo que muchas veces no sé manejar estas situaciones. Por qué? porque soy conciente de que en sí soy mala onda, y si estoy molesta, puedo ser muuuy mala onda e hiriente, entonces trato de controlarme, pero la sutileza con esta mujer no iba. Creo que jamás demostré tanto rechazo por alguien..y ni así entendía. Llegaba hasta a sacármela de encima a los empujones "basta, E, salíiiii, no me gusta que me estén encima! ¬¬".

Bueno, eso no es nada.
Salimos del pub y yo enfilé hacia la derecha y ella hacia la izquierda.

E: a dónde vas?
L: uhm..a mi casa, queda para allá. vos a dónde ibas?
E: a la parada del bondi, pero te acompaño.
L: no, no..andá no más a la parada, yo me voy a casa que me muero de sueño y tengo que madrugar. Además son sólo 3 cuadras y es pleno centro. Andá no más, después nos vemos.
E: no no no..vamos, dale
L: no, en serio...son sólo 3 cuadras. Andá.
E: no, no te voy a dejar sola.
L: ¬¬

Llegamos a mi edificio y se puso a contarme no sé qué cosa, yo estaba que me orinaba encima y mi estupidez habló:

L: ok, 2 opciones (nuuuuuuuuuuncaaaaa se les da opciones a las densas!!! nunca!!! pero bueno, ya aprendí): o te despido ahora y me seguís contando otro día o me acompañás arriba a hacer pis y bajo y te abro.
E: dale, vamos que te acompaño (Duuuh!!)


Salí del baño y E me esperaba sentadita en la mesada de mi cocina..imagínense mi cara de WTF. Yo me apoyo en el umbral de la cocina, con ella de frente, miro el reloj y le digo:
L: son las 4, me tengo que acostar.
y la cararota me acercó a ella misma con las piernas y me dice:
E: vení.

Ahí me re chivé y le digo:
L: pará! qué hacés? (y la empujé para atrás)
E: (como si nos conociéramos de toda la vida y era sólo la segunda vez que la veía!!) vení, abrazame un poco, no seas mala onda
L: no, E, en serio, no sé qué querés, pero yo no soy así
E: pero por qué???
L: porque nooooo!!
E: pero si no te pido casamiento, es sólo un beso!!
L: por empezar, pensé que era un abrazo...y no, menos aún, te dije que ya estoy con alguien
E: NO ME DIJISTE QUE TENÉS NOVIA!
L: es que no tengo NOVIA, simplemente estoy con alguien..y no voy a entrar en detalles, me quiero ir a dormir, vamos que te abro.

(me olvidé de comentar sobre la lujuria con la que me hablaba, me daba un assscoooo)

Y me dice, toda enojada: dejame pasar al baño antes.
Yo de mala gana: ok, dale.

Estuvo 12 minutos en el baño!!!!!!! 12!!!!!! contados de reloj!!!
Sale y me dice la asquerosa: uuufff, que alivio!!

Por qué tan asquerosa?? Porque jamás se sintió que tirara la cadena!! El único ruido fue de la canilla...y estuvo 12 minutos!!! Saquen sus conclusiones..

En fin, ésa sólo es la primera parte de la historia con E...hay mucho más. Pero su síndrome no es de U-haul..es de calentona empedernida y densa...ooootro tema.

Bueno, eso que conté fue en septiembre del año pasado. E es la mejor amiga de mi amiga. Y no es mala mina, sólo que es densa y muuuuy calentona. Yo tuve el mal orto de que se enganchara conmigo porque desplegó toda su densidad a la décima potencia u.u…
Lo gracioso de esto es cuando se enteró con quién andaba yo (y cuando yo también me enteré de la relación)..las coincidencias me persiguen, juro que tengo mil anécdotas que confirman cuán chico es el mundo…ya haré un posteo sobre eso, sino se me alarga mal esto.

Bueno, me conecto un día al msn y me habla el chico (sí, chicO) con el que yo andaba en algo:

A: che..vos conocés a alguna E?
L: uhm..sí, una…amiga de G..poooor?
A: porque me la encontré anoche en la fiesta (gay) de G jaja..hacía mil años que no la veía y ni sabía que era gay..
L: aja…y? no entiendo…
A: que es mi ex novia de hace años!
L: OMFG
A: qué pasa?
L: te acordás de la densa que te conté? Que le dije que no quería nada con ella porque ya estaba con un chico?
A: si
L: bueno..es ella, tu ex =)
A: jajajaja no, boludaaaaaa, jaja..qué mal!
L: E se va a morir cuando se entere jaja

Efectivamente, al otro día chateo con E y me dijo que cuando la novia de G le dijo: “viste ese chico que esta ahí? Ése anda con Lau”, se quiso moriiiiiir jaja. Cuando me enteré no saben cómo maldije por no haber podido ir a esa fiesta, porque de haber ido, yo hubiese estado con A de acá para allá y la cara de E hubiese sido im-pa-ga-ble.

Y bueno, con E nos veíamos de vez en cuando..ahora ella sabía en las que yo andaba…y estaba re caliente por la relación jaja

Al fnal nos hicimos “amigas”, nos juntabamos a ver pelis, tomar cerveza, charlar un rato..pero peleábamos todos los días porque ella pasaba los límites, intentaba algo, o armaba escenas de celo por algo que yo dijese o hiciese…y encima se enculaba si yo me enculaba u.u…

Eso en resumen…
Ya no nos vemos, pero por otras tantas cuestiones. Pero la saludé hace poco para el cumple. De lejos todo bien jaja. Nah, es muuuy densa para mi corta paciencia…pero no sé por qué le tuve tanta. Mucha, en serio. Es muy insistente, toquetona, calentona, densa y confianzuda.
En fin..esa es la primera parte de la historia de E, luego les cuesto el episodio por el cual no voy más a mi pub favorito jaja (sí, ahora me río u.u)

viernes, 22 de mayo de 2009

Ahí yacía en su futuro lecho de muerte; la enfermedad había resultado incurable, pero ella creía estar tranquila consigo misma. Desde su cama hacía largos viajes al pasado, recapitulando y repasando sus logros, sus dichas, sus victorias a costa de otros. Su orgullo y bienestar, a pesar de estar muriendo, la confortaban por haberse salido con las suyas tantas veces en sus largos años de vida. Ya estaba, ya era hora de partir. Ya le había sacado el jugo a la vida, a las oportunidades, a las cosas..a las personas. Moriría, pero lo haría con una sonrisa de paz; se llevaría a la tumba tantos secretos, tantos perdones sin pedir, tantos arrepentimientos sin estrenar. Lo irreparable del daño causado sería su trofeo, la garantía de su notoriedad…y eso la hacía feliz; por eso valía la pena morirse.

Llegó la noche, ese sueño se alargó y resultó más profundo de lo normal; la hora se presentó antes de lo previsto y junto con el adelanto de la oscuridad nocturna, ellas tres.

Batiendo sus vampirescas alas en el frío viento la envolvieron cuando despertó en el otro lado. La castigaron, la enloquecieron, le hicieron pagar sus deudas en el mundo de los mortales. Enfurecidas no tuvieron piedad de ella.

Cada error que dejamos al paso tiene efecto boomerang. En algún lado expiamos nuestros pecados, nuestras faltas, nuestras fechorías.

martes, 19 de mayo de 2009

Era como si alguien en un arranque de bronca hubiese arrojado con fuerza un puñado de recuerdos en mi cabeza, los cuales sólo hacían estragos en mi mente, en mis entrañas: en todo mi ser. Se divertían burlándose del dolor que causaban escarvando en mi interior, mofándose soberbiamente de mí mientras yo sollozaba en silencio, acurrucada en posición fetal en una esquina de ese oscuro cuarto. Con mi frente descansando sobre mis rodillas y mis brazos abrazando mis plegadas piernas, tragué saliva repetidas veces y con la mirada focalizada en esas manchas salinas en mi pantalón sentí mi pecho inflarse y desinflarse pronunciadamente, quizás en busca de alivio interno. Mis dientes fuertemente presionados eran señal de resistencia. Me quedé esperando que ellos se cansaran, se fueran a dormir…se murieran...no regresaran, no me torturaran. Y en la espera quien se durmió fui yo. El tiempo pasó mas no lo advertí. Me desperté con miedo; abrí mis ojos lentamente como quien espera un golpe. Todo estaba calmo, en silencio…ya no estaban. Todo vacío. Traté de recordar pero fue en vano, nada venía a mi mente…era un blanco inmaculado. No, ya no sentía dolor, ya todo era tan lejano. Ya todo había sido, ya nada es. El ahora es infinito, el tiempo no se fragmenta en tres, es sólo uno y parece no pasar, pero ya nada importa porque ya nada es.

domingo, 17 de mayo de 2009


Llanto, gritos, insultos, plegarias, mentiras y verdades. Ver tu cara luego de la masa de heridas verbales de anoche: insufrible…eso y esto. Abrís violentamente la puerta, noto que algo cambió en vos, que algo se trizó y nunca más podrán las partes cohesionarse en forma armoniosa. Lamento, me arrepiento, indago en mi ser en busca de respuestas a mis hechos pasados…no las encuentro ni en los recovecos más recónditos de mi alma.

No quise, pero pude. No quise, pero lo hice..aunque me juraba que nunca podría. Y ya está, nada importa. Lo que fue no será.

Petrificada tu mirada se refleja en el brillo de mi rostro en lágrimas. Mis manos tiemblan; las encondo en mis bolsillos. Bajo la mirada y trato de mentalizarme para controlar el castañetear de mis dientes, el torrente de llanto que emana de mis ojos y el retorcimiento de mis entrañas. Y pienso, pienso cómo es que llegamos a eso, que llegué a eso. No me lo explico.

Ya está, tu silencio habla por vos y por mí. Sobran las palabras, ninguna de ellas podría siquiera proporcionar un mínimo cuidado a las heridas que infligí en tu alma.

Comenzás a juntar tus cosas tosca y apuradamente; en resignada calma te miro y me arrepiento, siempre en vano me arrepiento, como si arrepintiéndose uno borrara sus errores, como si arrepintiéndose todo doliese menos.

Me invaden recuerdos de momentos felices y sé que no me dejarán en paz por el resto de mi existencia. Te vas con tu corazón desgarrado, pero con tu conciencia en paz. Me quedo con mi corazón aniquilado y con mi conciencia en agonía.

Lo último que oigo de tu boca, en voz quebrada y titubeante: “Mi corazón sin voz, y vos sin mi corazón.”

jueves, 14 de mayo de 2009

Tengo miles de amantes, una más bella que la otra.
Tengo miles de amantes, el brillo de cuál me atrapa más todavía no lo decido.
Tengo miles de amantes que me visitan por las noches. Cuando los ánimos están ausentes y masas espumosas grises que oprimen el ambiente me privan de contemplarlas, no he de preocuparme, mas yo sé que no se irán, que me esperarán, que alguna noche próxima serán mías nuevamente.
Tengo miles de amantes e imposible sería quedarme con sólo una.
Tengo miles de amantes que celosamente son testigos de mis momentos a solas contigo, ya sea que estés a mi lado o reinando en mi mente.
Tengo miles de amantes: inalcanzables, lejanas, sublimes…radiante cada una de ellas, empero tu sonrisa las ofusca y les quita posibilidad de réplica.
Tengo miles de amantes, pero tú tienes mi real atención, tú tienes mi alma y por ti es mi perdición. Que celosas sigan espiándonos, que sigan con su recelo garantizando la inmortalidad de lo que por ti siento, que otros tiempos sabrán que hoy fuimos, que el hoy nos reunió y, que hoy ante ti, me desnudé el alma.
Tengo miles de amantes, pero sólo un amor.

martes, 12 de mayo de 2009

Día mustio, día gris, día melancólico. En forma de ínfimas partículas, que individualmente son tan imperceptibles, cae agua y baña la ciudad. Mi frente se apoya en el vidrio de la ventana principal, la cual me ofrece una vista panorámica del centro, y mis manos buscan calor en los bolsillos; a través de esa ventana, desde ese piso once, veo la realidad distorsionada por las gotas de agua que caen sobre el vidrio, que se adhieren a esa superficie y la recorren de arriba abajo, marcando surcos aleatorios. Amo seguir ese recorrido con la vista, mirarlas pasear por la verticalidad del vidrio, esquivándose a veces, fusionándose, otras.

En el fondo, el sonido que emiten las ruedas de los vehículos al pasar por el pavimento mojado; y más próximo, oigo cómo arrullan las palomas desde el balcón. No hay rayo de sol que se filtre por la ventana e ilumine la habitación; la luz del ambiente está tan tenue como lo está la de mi interior.

Miro con tristeza, o angustia quizás, esa gran masa gris homogenea que parece infinita, lejana y a la vez aplastante y puedo sentir a mi alma cansada rogar por compañía…calor humano que me acompañe en la soledad del día, en la inquietud de la mente: en el frío del alma. Puedo sentir cómo se empaña mi corazón…pero contrario a lo esperado, el frío proviene desde el adentro mismo.

domingo, 10 de mayo de 2009

Cama de una plaza. Cuarto semi oscuro. Botellas de bebidas espirituosas desparramadas por todo el suelo. Mareo divertido y osado. Estás boca arriba, te voy sacando la ropa de a poco, recorriendo tu cuerpo mientras disfruto de cada centímetro de él...finalmente, mis ojos tienen el placer de contemplarte totalmente desnuda. Te agarro de las muñecas...una mordida se me escapa y marca tu cuello...me mordés vos en retorno...sube la temperatura de ambas...te ato las manos a los barrotes del respaldar. Tus ojos, que hasta entonces sólo miraban mis pupilas, se quedan ciegos cuando te los tapo con un pañuelo. Entonces, un hielo en mi mano comienza a deslizarse desde tu cuello hasta la entrepierna....y te soplo, suave y repetido...tu espalda se arquea, mi cuerpo, todo, comienza a latir.
No dejo de besarte y acariciarte, te toco, te toco, te toco....te beso, te beso, te beso...éxtasis: placer místico que me hace repetir incansablemente que te amo.
Hora de abrazarte para siempre y dormirme descansando mi cabeza en tu pecho desnudo, para despertarme al otro día y descubrir que seguís ahí y que lo vivido en ese estado extático fue real.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Negras sombras de pájaros penetran el rojo fondo del atardecer; la bulla de los niños que ruegan que no se les quite el tiempo para jugar son la melodía del ocaso. Olor a noche, y tu contorno se desdibuja mezclándose con el espesor de la oscuridad. Mi mente anhela descanso sobre los perfumes de tu pecho, mientras siento el calor de tus manos cuyos dedos zigzaguean entre las vértebras de mi espalda. Me llega el martilleo de tu pecho que suprime cualquier sonido exterior; siento fusionándonos. La corpulenta oscuridad se apodera de nosotras y nosotras tomamos provecho de ella. Lo real comienza a (con)fundirse con lo onírico. Transición. Frontera. Borrosidad. La nada y el todo juntos.

lunes, 4 de mayo de 2009

“Y nosotros, de quienes el pensamiento ve ascender la ventura,
experimentaríamos ese enternecimiento,
que casi nos desconcierta
cuando vemos caer una cosa feliz.”

(Rainer Maria Rilke)







ELEGÍA

Me arrodillo ante ti en aflicción
Perecederas las noches en que fuiste mía
Intangibles se me presentan tus sentimientos
Y espesas tus estrategias de indiferencia hacia mí

Me arrodillo ante ti en súplica
Declinan tus caricias en mi alma
Impetuoso estalla el dolor en mi pecho
Y tu gélida mirada deja en penumbras a mi esperanza

Se yergue en mi pecho la tumba de nuestro amor,
Escorias de lo que alguna vez fuimos pisoteadas por tu aversión.

sábado, 2 de mayo de 2009

La cosa es la siguiente.


Yo me vivo enfermando de la garganta, padezco sinusitis crónica (“todo lo tuyo es agudo y crónico: la sinusitis, la alergia, la gastritis, la ironía, la mala onda y lo molesta”, dijera mi ex), entonces me tenía que poner una inyección de penicilina. No sólo que duele como la lakjdslkajd sino que además tengo fobia a esas cosas y me desmayo, en el mejor de los casos. Así que por lo general viene la enfermera a casa a colocármela (iba a poner “ponérmela”, pero sonaba muy feo en mi cabeza..veo que “colocármela” suena feo también y encima, eufemístico) o alguien me acompaña al sanatorio y hace duelo conmigo. En esta ocasión le tocó a mi ex bancarse toda mi hipocondría, hiperventilaciones y caras de perro mojado.


19 horas del martes, pasa ella a buscarme en el auto para llevarme a la guardia del sanatorio. “Pendeja, ojalá lleguemos para agarrar el turno nocturno, ahí están todas las pendejas residentes =)”, guiño, guiño...me dice mi ex. Llegamos, me registro, firmo. “Pasá a la sala de la guardia con este papel y buscá a Vilma”. Con X (no, ésta es ooootra X…ja, tengo muchas X en mi vida u.u..son como cruces de “failed” “wrong” “seguí participando” “it didn’t work” xD) nos miramos con una leve sonrisa sabiendo lo que se esperaba, pero ninguna atino a decir nada. Caminamos por el pasillo y en la entrada de la sala nos paramos. A los costados estaban todos los apartados, separados con cortinas de tela y al fondo había una recepción. Había mucha gente yendo y viniendo y muchas doctorcitas nuevas. “No, ésa no es para vos, no la mirés”, me dice X riéndose, “qué pretendés? Vilma se llama la tuya”. Y comenzamos lentamente y entre risas a caminar en dirección a la recepción en donde había reunido un grupo de gente en chaquetilla. X investiga el grupo moviendo la cabeza inquietamente para verlos a todos (a esta altura casi todos los del grupo se percataron de nuestra curiosa presencia y nos miraban también). “Uhm..no, vos no..vos tampoco..vos, vos, vení, vos seguuuuro sos Vilma”, dice X señalando a la única vieja fea del grupo. A todo esto yo me descostillaba de risa y ya ni me acordaba de que estábamos ahí para que me perforaran el traste. Vilma con cara estupefacta dice: “Sí, yo soy Vilma, qué pasa chicas que se ríen tanto?”, pregunta la verduga sonriendo afablemente. X se da vuelta rápido y al mismo tiempo que Vilma hablaba me dice entre dientes “qué te dije yo? Viste que ésa tenía que ser?? =)”. Y ahí no más le responde a la enfermera: “Nah, nada..que acá la chica se nos pone nerviosa porque viene a pincharse, así que me la va a tratar con cariño, eh?”.


Nos hizo pasar a uno de los apartados a esperar que ella se preparara. Me senté en la camilla y me seguí riendo con X que me cargaba: “Ley de Murphy, Lau. Qué esperabas? Una rubia de 25, ojos celestes, con lomazo y encima gay??? Nah, te TENÍA que tocar VILMA, de más de 50, aspecto de heladera, lunar feo en el labio medio bigotudo, pelo corto y posible lesbiana frustrada..para ALGO están los estereotipos jaja”.

Encima la muy guacha de Vilma se hizo esperar, estuvimos 40 en la camilla ¬¬. Vino, me pinchó que dio miedo y me dejó un moretón de 5 centímetros de diámetro que todavía me duele ¬¬.

Cuando Vilma se fue, X vino a acariciarme la espalda ya que yo estaba boca abajo y con toda mi fobia encima. "Ya, ya..tranqui..ahora nos vamos a tomar una cerveza con alguna de las chichis =)". "Culiaaaadaaa, no me hagás reír que contracciono los músculos y me duele ¬¬".


Cada vez que me siento y me duele, me acuerdo de los bigotes de Vilma xD, doblemente tortuoso.