Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

martes, 25 de agosto de 2009

Hoy, hoy luego de tantos años supe tu nombre. Era uno de los tantos de esa larga lista. A primera vista no decía nada, un nombre más, pero todo cambió cuando levantaste la mano. Te sentabas en el tercer banco de la primera fila. Ahí estabas con tu atuendo cuasi ridículo, tu melena rubia y tu sonrisa alemana. Había inferido bien al creerte extranjera. Alemana, aunque hablabas perfecto cordobés. Y ahí yo mirándote tímida, sin poder articular palabra, te tenía en frente. Pero desde ese lado del aula ya no podía hacer mucho. No se puede. No debo. Y entre esto y aquello te miro, busco excusas para hablarte y me pesan esos años durante los cuales podía acceder a vos, por el simple hecho de haber estado del mismo lado del aula que vos. Hoy, desde el escritorio no puedo hacer nada, sólo mirarte con miedos y culpas. Con ganas y con represiones.

jueves, 20 de agosto de 2009

La tía Berta se hallaba sentada a la mesa en su sillón victoriano. Comía sandía en la espera de su anciano amigo, quien muy a menudo le llevaba calas con la intención de rozar, al menos, la posibilidad de algún otro tipo de relación con ella. Pero esa tarde la tía estaba muy cansada y el sueño la venció, tanto así que se durmió arriba del plato: los cachetes le quedaron más rosados de lo usual. Cuando el anciano llegó como era de esperarse con las flores en una mano y el sombrero en la otra, la tía se despertó en un susto. Toda atolondrada por la vergüenza se levantó a recibirlo pero no se percató del pepinillo en el suelo que había rebaládose quizás durante el almuerzo. Así es que la tía lo pisó y quedó de truces estampada contra los zapatos del coqueto abuelo (los cachetes le quedaron entonces aún más rosados).

Moraleja: no hay que dormirse en la sandía.

lunes, 17 de agosto de 2009

In the space between what’s wrong and right,
You will find me waiting for you.
All your fortresses go down in the night.
To the dawn I’ll see you through.

‘Cause I know, that you know,
You’re all over me now.
And it’s clear, it will show,
Your curtains will close.
But if your heart is cold, my sheets are warm.
I will shelter you through the storm.
I will shelter you all through the storm.

The answers aren’t so easy to find,
The questions will have to do.
‘Cause I’ve lost myself deep in your life,
My only fix is you.

‘Cause I know, that you know,
You’re all over me now.
And it’s clear, it will show,
Your curtains will close.
But if your heart is cold, my sheets are warm.
I will shelter you through the storm.
I will shelter you all through the storm.

Saying what I am, what we are,
It’s a start towards the truth.
Taking my breath with each day,
All I can stand in my heart it’s you.

In the space between what’s wrong and right,
You will find me waiting for you…

domingo, 16 de agosto de 2009

Generally, people say things just because they have a mouth and vocal cords that allow them to, but if I say something is because I have a reason to do it and I really mean it. That is why I find difficult to find friends and people to trust. Some time ago, there was only one person in my life who I could really trust. She knew absolutely everything about me and she always used to say: “my words are not sweet phrases I made up on the spot; they are promises”. Today, I can say that is totally true. We once had a disagreement that split us apart. And even though she committed the mistake of lying to me (that mistake cost the relationship we had since I am very resentful and I consider trust is the sine qua non condition to strike any social relationship), I know I will not find somebody like her anymore. Nowadays we are trying to restore what we once had, and it is amazing how we understand and trust each other even though we have not talked for three years or so. Besides, I know any time I need something, whatever it is, I just need to call her and say: “hey, I’m in trouble; I need your help”; she will no doubt help me, without asking hows or whys. She knows that works in the same way with me in case she is the one in need. I really miss her, but some bridges are difficult to cross. Time.

jueves, 13 de agosto de 2009

Noche de luna llena entonces, el mar calmo bañaba con suavidad la costa; oscuro atesorando vaya a saber cuántos secretos. Nuestros rostros iluminados por la tenue luz de del astro, pero mi interior en oscuras penas. Tus brazos alrededor de mi cuello, mis brazos sin fuerzas para siquiera simular un abrazo. Tus ojos con una tristeza seca, casi indiferente; los míos lloviendo sin parar. Vos que no explicabas y yo que me sentía presa de una red de preguntas y dudas que formaban ese puñado de arena en mi garganta. Dolor punzante. Silencio, llanto y más silencio. Quise besarte y me apartaste con la excusa de que sería lo mejor. Yo entumecida, vos como si nada. No entendí, no entiendo.Ya no importa.



Noche de luna llena hoy, el mar calmo bañando la costa, mojando mis pies que de a poco se adentran a la masa acuosa; arena mojada entre mis dedos..no tan aspera como seca. No hay estrellas. La luz de la luna, aun más tenue que aquella vez, se refleja en la cortina lacrimosa de mis ojos. Agua y agua pronto se juntarán. Camino lentamente, pensando, recordando. No entiendo lo que llevó a este dolor, pero duele…y cómo duele. Suspiro, me resigno, no entiendo. Camino, me adentro. El agua comienza a abrazarme y yo le regalo los secretos que en mi alma guardo. Cierro los ojos, aflojo mi cuerpo y me adentro. Me regalo a este oscuro refugio; le pongo fin a este amor que en vano siento.

jueves, 6 de agosto de 2009

Dormía, era sábado por la mañana y sonó el teléfono. Para variar era un llamado spam, es decir, un telemarketer queriendo venderme productos y servicios de no sé qué, la verdad. La cuestión es que por lo general los que llaman con esas intenciones (sea a la hora que sea, pero más que nada en momentos en los que duermo) se ligan una buena puteada seguida de un eterno "tuuu tuuu tuuu” (claaaa, yo no voy por la vida puerta por puerta ni llamando por teléfono a la gente para ofrecer mi trabajo como traductora). Pero ese día, en el camino de mi cama al teléfono, decidí adoptar una postura diferente (sí, sabía ya que era algún telemarketer…algún otro día explico por qué lo sabía. Y no, no soy bruja).

-L: hola [bien seco y con voz de “qué mierda querés??”]
-T: buenos días, mi nombre es Mariana y quería hablar con Laura Quelesimporta..
-L: con ella hablás, qué pasa?
-T: buenos días, Laura, yo soy de la empresa “Nos-Encanta-Joder-un-Sábado-Por-la-Mañana” y quería ofrecerle-..
-L: Yo jamás contraté a esa empresa...
-T: lo sé, la llamamos-..
-L: Mariana me dijiste, no?
-T: sí, sí, Mariana..como le decía, quería-..
-L: decime, Mariana, cuántos años tenés?
-T: [silencio introductorio para respuesta vacilante] uhmm..2..7
-L: ah, mirá..yo 24 je
-T: [con voz de “no entendí”] uhmm bueno, como le decía, la llamaba para ofre-..
-L: che, Mari (no te jode que te diga así, no?), decime..de dónde sos?...de dónde me estás llamando?
-T: de Córdoba, por qué?
-L: aah, genial! Pensé que me ibas a decir de alguna central de Buenos Aires..y estaba por despacharte..
-T: no, no..de Córdoba, de la sede en Córdoba de “Nos-Encanta-Joder-un-Sábado-Por-la-Mañana”...y estamos actualmente ofreciendo una-..
-L: che, Mari, no sabés que me encaaaaanta, pero me encaaaanta tu voz....
-T: [silencio más un tercio de palabra indescifrable, balbuceo de perplejidad]
-L: sí, muuuy linda..la verdad que así da gusto despertarse..
-T: es ironía, no?
-L: no, no..para nada! Me gusta mucho en serio..imagino que debe ser muy sexy en algunos momentos jeje. Me pregunto si me pasarías tu celular así me contás personalmente lo que querés ofertarme…
-T: [tuuuuu tuuuuuu tuuuuuu]


Alguna vez tenía que joderlos yo, por todas las veces que me han despertado e hinchado los ovarios. Lo peor de todo es que me gustaba en serio su voz jajaja…lástima que encima de hétero se ve que era homofóbica buuu jaja

martes, 4 de agosto de 2009

Ahí estaba ella. En la cama. En su cama. Tirada y mirando la oscuridad que tenía encima suyo, todo a su alrededor; trataba de distinguir a través de ella los muebles, objetos varios…cosas. Y pensaba; recordaba, en especial. Recordaba esa tarde de verano (¿era de verano? sí, sí..en invierno no pudo haber sido) en que estaban las dos solas en el comedor, sentadas a la mesa. Las tazas de té ya vacías, diálogo poco fluido, pero miradas comprensivas. Los dos celulares sobre la mesa.

Amanda: Todavía tenés este celularcito…es irrompible je
(mientras jugaba con él, mirándolo, haciéndolo girar en la mesa…nada en particular)
María: Sí, todavía, lo adoro..no pienso deshacerme de él
(claro, esto lo dijo sin saber que lo perdería en un taxi una noche de borrachera y mujeres varias)

(María agarra el celular de Amanda)

María: lo tenés lleno de stickers! A veces sos una nena…jaja, me encanta! Hasta un Bob Esponja le pegaste! No podés!
Amanda: jaja, dejá mi Bob en paz…es más..

(se dio vuelta en busca del bolso que había colgado en el respaldar de la silla, lo abrió y tomó una plancha de stickers)

Amanda: te voy a poner uno en el tuyo. A ver..mmm…sí, éste.

(pegó en el celular de María un sticker en el que Bob Esponja se tropezaba con una piedrita)

María: jajaja qué hacés, loca??? Jaja

Amanda con la serenidad que la particularizaba la miró a los ojos (mientras con el dedo índice sentía el relieve del sticker en el celular de María) y se tomó su tiempo para responder.

Amanda: es de recuerdo. Recordatorio, mejor dicho.
María: de qué?
Amanda: para que cuando lo veas tropezarse recuerdes esa piedra con la que venís tropezando. Quizás de tanto recordarlo vas a tratar de evitar tropezarte.
María: o me voy a decidir patearla a un costado del camino?
Amanda: también..

Un fuerte silbido del viento la sacó de sus recuerdos, y en segundos se fue del iluminado comedor a la oscuridad imperante de la habitación. Le quedó en la garganta el gusto amargo del arrepentimiento. Se tapó con la frazada verde, giró media vuelta, cerró los ojos y se maldijo tres veces. Suspiró y procuró pensar en alguna nimiedad. El sueño ya vendría a salvarla un rato.

domingo, 2 de agosto de 2009

El viernes a la noche nos juntamos con una amiga a ver peli. Esta vez tocó El Niño Pez. Habían pasado 5 minutos y ninguna entendía lo que decían los personajes: mitad porteños, mitad paraguayos. Mitad español, mitad guaraní. Hicimos el chiste de poner subtítulos y nos reímos. Un par de líneas más que no comprendimos nos llevó a una mirada cómplice y riéndonos a carcajadas pusimos los subtítulos. Tristísimo u.u. Así que así la vimos. Lo más gracioso era que los subtítulos parecían ser para personas sordas, así que nos describía en detalle cada ruido o sonido que se producía: [ladridos de perro] [campanilla del tren] [sollozos que se van convirtiendo en llanto] jaja, nos matamos de risa (lo bueno es que nos tradujo hasta lo que estaba en guaraní!!! Jaja). Ya si no entendíamos así era para sentirse frustradísima.

Caro, la verdad, muy triste lo nuestro. Viernes por la noche viendo cine nacional subtitulado, tomando té de menta peperina y contándonos chismes pueblerinos (esos dos disparos entre sorbo y sorbo estuvieron geniaaaales! xD). Necesitamos una vida ur-gen-te-men-te! jaja. Nos faltaron los ruleros y las pantuflas. Definitivamente, debería haber llevado mi pintura así hacíamos manualidades juntas jajajaja. Me acuerdo de todo y me mato de risa xD. Pero la pasamos re bien!

(iba a contar los sucesos con el gordito chanta del DVDclub, pero es muy largo, quizás la próxima)



PD: me enamoré de Inés Efrón! (88)
PD2: Emme, dejá de hacerte la linda que sos un bagre!