Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Suspiros que me consumen.
No dije que fuera así. No sé cómo es, sólo sé que así no es.
Más dudas que certezas, pero una certeza que vale por mil.
Sólo pasa una vez, me dijo. El contexto era otro, cualquiera...nada que ver.
Pero en el brillo de su ojo entendí la frase, su intención.
El significado no era sincrónico.
Sabía que entendería, sabía.

El tren sólo pasa una vez, así es. Lo había perdido, ahora miraba desde afuera la escena. Participando, pero no como protagonista.
La culpa invade. Arrepentimiento sí lo hay.
La lluvia de recuerdos azota: la cara caliente, el pecho en llamas.
Tratando de no repetir la historia; recordando, queriendo olvidar.

Una cosa lleva a la otra; encadenamiento eterno de recuerdos. Imágenes mentales que si bien van perdiendo nitidez con el tiempo y si bien las razones que les daban sentido se van perdiendo en el presente, siguen estando, fastidiando, molestando con la mera existencia.

Y otra vez esa otra frase: “allí donde más se quiere recordar, más se olvida; allí donde más se quiere olvidar, más se recuerda”.

sábado, 24 de octubre de 2009

Just re-membering; trying to put all the parts back together. Linking. It seems as though it was just a recalling task. It is not. If the parts do not aim at the same and if they do not match in nature, it is not going to work. Falling apart. Vague ideas gone, forgotten. Dis-membering.



Di-versión. Esto y eso no concuerdan. Lo dispar no se une. Polos opuestos que se atraen: imanes, eso y sólo eso. No creer y hacer creer: mentir. Divertirse sin querer hacerlo. Hibridarse. Un poco de sí para cada rama que nace abriendo paso a lo nuevo. Esencia diluida. Des-vestirse.


miércoles, 21 de octubre de 2009

Fragmentación. Es inevitable escribir sobre lo que a uno lo afecta.



Podría escribir sobre la soledad, el dolor, la angustia. Sobre el sentimiento de saberse solo en el mundo. Una ínfima partícula en un todo tan inmenso, tan sofocante y a la vez, distante. Podría hablar de ese delgado y frágil hilo que me unía a ellos y que se cortó. Finalmente la estupidez y el absurdo lo cortaron. Como en un acto inesperado, sorpresivo y grotesco. Distancia. Dolor. Cerrar los ojos, sentir el calor subir hasta el rostro y agua escurrirse lentamente entre las pestañas. Seno primordial corrompido. Corrupto. Ridículo. Cerrar los ojos con fuerza, suspirar, abrirlos y seguir adelante. Dejando todo atrás: lo que duele y puede seguir doliendo. Entender que no es algo pasajero, que va a seguir siendo así. Que hay cosas que no cambian y que está en uno aceptarlas, superarlas y alejarse. O seguir inmerso en la mierda. En ese espectáculo de circo en el que vos sos el payaso, aun sin querer serlo. Irse o aguantar que te quieran convencer de que es normal, que no hay nada malo en la mierda que te rodea.


Irse, aunque implique la total soledad, la devastación. Sentir que no das más, que necesitás una tregua, que te resquebrajás en millones de pedazos.


“¿Cómo estás? ¿Qué es de tu vida?”
“Acá, tratando de entender cómo el año académico de un hijo puede resultar más importante que la salud del otro; como para resumir.”

Podría hablar de la falta de comunicación, de cómo hay diálogos que no fluyen con armonía. Podría hablar de cómo trastabillan las palabras cuando el terrero es rocoso. Podría hablar de tantas cosas. Monólogos. Soledad.




sábado, 17 de octubre de 2009

"El lenguaje es el más peligroso de los bienes”



Y simplemente la palabra es el bien más peligroso
porque permite la adquisición de todos los demás bienes.

domingo, 11 de octubre de 2009

Una brisa fresca nocturna la incita a cerrar los ojos y disfrutar de su roce en la cara. Olor a lluvia, a tierra mojada, a cambio de atmósfera. Admira la bóveda gris que se impone ante ella. Los relámpagos se divierten con claroscuros; el juego de luz y sombra se evidencia en su cara curiosa que con descuido se apoya en su brazo derecho, el cual descansa en el marco inferior de la ventana semiabierta. Unas ínfimas gotas la salpican, las puede sentir en sí…trata de sentirlas una a una para alargar la grata sensación. Y la extraña, y la piensa…y la desea a su lado. Compartir esas simples maravillas de lo cotidiano con ella es algo que tiene como meta.

martes, 6 de octubre de 2009


Vivimos en tiempos en los que deberíamos
 redefinir teorías matemáticas,
ya que está claro
que las paralelas se tocan algunas veces.

By me