Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Me ha pasado de despertarme por ruidos. Mil veces, ¿a quién no? El teléfono que suena, algún desubicado que toca a la puerta, un vecino que grita, una frenada de autos en la calle…y la lista puede ser eterna.

Me ha pasado de despertarme por movimientos..una zamarreada, el gato que se te sube encima, el vehículo que agarra un pozo…típico también.

Me ha pasado de despertarme con la luz que entra por la ventana, cuando algún salvaje la abre en busca de que abandonés el mundo de Morfeo...o cuando te olvidaste de bajar la persiana y el nuevo día se anuncia con rayos de sol en tu cara que se frunce y, buscando la sábana, se da vuelta para desafiar la responsabilidad de empezar la rutina.

Me ha pasado de despertarme de mil formas, pero nunca me había pasado de despertarme por un olor. Eras vos, y yo no entendía nada. Flashes de tu cuello, de tus labios, de tu abrazo…y nada. Ojos a medio abrir, cerebro tratando de interpretar la música que entraba por mis oídos. Los auriculares, cierto. Abro un poco más los ojos, mientras mis manos tanteaban el alrededor en busca de tu mano, probablemente. Más flashes, sólo flashes. Ante mí la autopista y mi cerebro que estaba a medio camino de entender que la autopista y vos eran ideas mutuamente excluyentes. Ese aroma…eras vos….no, no eras vos. Era la vieja de mierda que tenía al lado que no tuvo mejor idea que estarse bañando en la misma loción J & J que vos usás y que evidentemente mi cerebro ya la archivó como referente tuyo.

La realidad puede resultar una gran desilusión. Desilusión que te lleva del segundo inconsciente al segundo de llanto calmo y cuasi disimulado. La realidad puede ser la impotencia de apretar el celular que quedó en tu mano, antes de dormirte, tras leer ese mensaje que horas antes había causado lágrimas similares. La realidad puede ser un sentimiento detestable a veces.

3 comentarios:

  1. La realidad a veces se puede cambiar.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  2. exelente... tal cual... suele pasar... aca ando nuevamente por el mundo de los blogs.. besos lau...

    ResponderEliminar