Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

jueves, 31 de diciembre de 2009

Luego de tantas vueltas, el balance anual..


Empecé el 2009, para variar, rogando que fuese un año mejor que el que se había ido. Lo empecé planeando un viaje a BA para ver a mi ex. Fui, la vi, pasamos 3 días de hotel reconciliando viejos rencores y haciendo el amor. Volví a Córdoba, comencé a buscar trabajo, fui a un par de entrevistas, prácticamente no salió nada. Decidí alejarme un poco de la pendejada de Fotolog y meterme en un ambiente más interesante. Abrí este blog. Comencé usándolo sólo como herramienta catártica, nadie lo conocía ni leía, luego me metí en la red social de otros blogs. Conocí gente decente y otra gente un tanto loca de atar. Por cosas de la vida y pérdida de la paciencia, pero recuperación de la dignidad, decidí borrar de mi vida a la persona que consideraba indispensable para mis días, el amor de mi vida, la mujer que más feliz me hizo y, sin embargo, más me lastimó. La borré de todos lados, lloré, caí nuevamente en una angustia insostenible. Volví a la casa de mis viejos en busca de apoyo, blanqueé mi sexualidad con mi papá que era el único que no tenía confirmación todavía. Sorprendentemente fue la persona que mejor lo tomó. Mientras tanto me peleé a la distancia con mi mejor amigo, quien bajo una excusa bastante sonsa camufló la frustración por su amor no correspondido. Luego de un mes y medio de pasarme tirada en la cama llorando y durmiendo para olvidarme de ella, volví a Córdoba para retomar las clases. Cursé las últimas 3 materias de la Licenciatura. No me quedó otra más que desarrollar independencia social en mi facu, así que me relacioné con un par de gente y afiancé vínculo con otra que ya conocía. Me enganché con alguien mayor que sabía que no era para mí, me duró unos meses el encantamiento hasta que me cansé de un par de situaciones y la vida sanamente decidió poner distancia a la fuerza entre ambas. Menos mal. En agosto tuve mi acto de graduación de la carrera que ya había terminado el año pasado. Después de tanto voy-novoy-voy, fui y fue uno de los peores momentos de mi vida. Se resume diciendo que después de meses, nos vimos...como sabía que iba a pasar. Llanto de nuevo y querer desaparecer de nuevo. Nos pasamos al lado reiteradas veces y ni nos miramos a los ojos, como si no nos conociéramos, como si no hubiésemos estado juntas tantos años, como si no hubiésemos sido tan partícipes de la vida de la otra. Caer y levantarse, una y otra vez. Empecé a solicitar becas para irme a US o Canadá. Se me dio la posibilidad en un par de Universidades de Canadá para hacer un Máster. Por cosas de la vida, abandoné la búsqueda y renuncié a enviar el proyecto de investigación que me pedían, por más de que ya lo tenía y sólo tenía que redactarlo. Se me terminaron las vacaciones de invierno y me adscribí a una cátedra de la facultad, cosa que jamás creí hacer. Volví a hablarme con alguien X vía Internet sabiendo que había posibilidades de que pasara algo, por más que me había recontra jurado no volver a hacerlo para evitar una segunda relación a distancia. Nos freakeamos por las infinitas y enormes coincidencias. Leí mucho: novelas, poesías, ensayos, monografías, artículos, blogs. Escribí mucho: lo que ven acá, cosas que no ven, ensayos, análisis literarios. Me aislé de muchas personas y retomé relación con otras. Vi muchas películas. Empecé terapia, mes y medio después la abandoné con la promesa de buscar otra terapeuta. Luego de un mes de charlas interesantes, hice algo que jamás me habría imaginado: me fui a Rosario a verla. Volví y tiempo después vino ella. Se fue a US, me quedé con mi rutina cordobesa y tratando de sobrevivir a peleas familiares. Me fui de mi casa cuando el hartazgo se apoderó de mí. Me fui a vivir momentáneamente con mi primera ex novia y su novia. 2 meses ahí, bizarro, lo sé. Me volví a ir a Rosario, 20 días esta vez; conclusiones varias. Amé de nuevo. Regalé varias primeras veces. Sonreí mucho y lloré otro tanto. Volví y extrañé demasiado. Rendí mi última materia, empecé a buscar de nuevo trabajo, me frustré de nuevo. Volví al nido una vez más, me junté después de años con ex compañeros del colegio (otra cosa que jamás creí hacer), pasé una cena de Navidad de mierda (y la de año nuevo no se avecina muy prometedora). Extrañé de nuevo, lloré de nuevo, decidí evadir la realidad de nuevo. Retomé las salidas, el alcohol, la joda, el dormir de día y salir de noche. Volví a sentir que fue un año de mierda, que mi cabeza es un living hell y que la vida me aplasta. Confirmé cuán de fierro son algunas personas que tengo cerca y qué tan cero a la izquierda son otras. Y con el corazón hecho añicos, nos distanciamos. Y yo sola espero…tantas cosas.

Año en el que aprendí cuánto puede quedar uno marcado por el pasado y asimismo cuánto puede uno marcar el futuro de otros. Año en el que confirmé que no importa cuánto te dé una persona, sino que importa quién te lo dé. Año en el que observé cuán egoístas, mentirosas y traicioneras podemos ser las personas. Año en el que sentí en experiencia propia y ajena cuán injusta puede ser la vida. Año de peleas y discusiones a granel con muchas personas. Año en el que me deshice de cuanta persona me lastimara o molestara. Año de reconciliación con otras. Año de cansancio y depresión. Año de redescubrir el amor, de “resucitar ganas”. Año de frustración personal. Año de animarse a nuevas experiencias. Año de algunos cambios de pensamiento y de personalidad. Año de bastante introspección. Año de repetir un par de errores y de evitar unos cuantos otros. Año de aprender cierta independencia. Año de no poder evitar ciertas otras dependencias. Año de hacer y deshacer planes. Año de inestabilidad emocional y mental. Año de miedos e indecisiones. Año de varios arrepentimientos pero de un par de alivios. Año de elegir la sanidad mental y hacer lo posible en pos de eso. Año que por fin se fue.

lunes, 28 de diciembre de 2009


"..que nuestros argumentos y razones
y nuestras alegrías y tristezas
están jugando al ajedrez con piezas
iguales en color y proporciones.."
"Let me not to the marriage of true minds
Admit impediments: love is not love
Which alters when it alteration finds"


Sonnet 116 - W. Shakespeare

sábado, 26 de diciembre de 2009

Lisa y llana catarsis:
la puta que te parió!!!

martes, 22 de diciembre de 2009

Me debato entre ideas opuestas. Caigo en inestabilidad de fe, fuerza y voluntad. Un minuto pienso algo y luego algún detalle me lleva derechito a su opuesto y no necesariamente, su complemento.

Entiendo y razono, trato de ser empática y me baso en haber pasado por algo similar para conciliar sus necesidades con las mías. Sin embargo, basta sentir ese malestar en mi pecho o esa humedad tibia en mis ojos para que cambie de opinión y me gane el trofeo a la inconsistente del año, premio con el que me vengo familiarizando los últimos años. No, no dudo de dónde estoy parada yo. No, no dudo de lo que yo quiero. De lo que dudo es de que lo que yo quiero sea posible.

Será que no voy a dejar de querer lo que quiero y mi razón operante momentáneamente no lo percibe. Y otra vez esa necia y errante constancia a la que tantos textos le dediqué.

Hay cosas que no las veo coherentes; hay cosas que no creo que lleven hacia donde se supone que deben arribar.

Y otra vez la gran disyuntiva. Otra vez ese tire y afloje entre yo y mi otro yo. El yo-yo marea. De acá para allá. De arriba abajo. Dar tantas vueltas para terminar en el mismo lugar del que se partió. Dar tantas vueltas para terminar tan enredada como al principio.


..sitting, waiting, wishing..

domingo, 20 de diciembre de 2009

Se supone que…[tantas cosas que prefiero no enumerar porque me afloja el lagrimal]. Pero lo cierto es que sigo preguntándome una y otra vez en qué momento fue que terminamos en esto, pero en realidad lo sé. Inmediatamente después me pregunto por qué fue que se dieron así las cosas, pero también lo sé. Supongo que mi ciclo inquisitivo interminable se debe a que no acepto la situación actual. Me cuesta creer que en la balanza cierto pasado pese más que cierto presente. Me cuesta seguir adelante cuando la seguidilla de eventos no es la deseada. Me cuesta dejar de lado ese dolor por el que había jurado no volver a pasar. Me cuesta entender que tengo que desarmar planes o bien dejarlos hibernando. Me cuesta ser yo, porque ese yo tenía algo de vos. Me cuesta tolerar esas ausencias, esas carencias, esos vacíos.


Claro, se me olvidó que hay cosas que no se eligen y, mucho menos, se controlan.






-missing like hell-

sábado, 19 de diciembre de 2009

Planear tu vida junto a una persona, vivir para y por eso. Levantarte un día y descubrir que tus sueños se evaporaron. Hacer esfuerzo para entender cómo de la noche a la mañana cambiaron las cosas y ese conjunto de detalles que permeaban tus días se escurren ágilmente como gotas de agua sobre las plumas de un ave. Sentir cómo se escapa entre tus dedos eso que tanto querías y que tanto te costó alcanzar. Y sin embargo vos no sos impermeable al dolor.

Idealizar. Ver impotentemente desde afuera cómo se derrumban una a una las piezas de eso que llevo años construir.

Aferrarse a la idea que uno tuvo de algo que tan feliz lo hizo en algún momento.

Revolcarte en la miseria de haberlo perdido. Tratar en vano una y otra vez de recuperarlo. Ver un día el calendario y darte cuenta de cómo pasaron los días y, sin embargo, vos seguís en el mismo lugar estancado…viviendo en el pasado, tratando de alimentarte con recuerdos que sólo te producen indigestión.

Resignarte una mañana y proponerte seguir adelante, tratar de ponerte al día con la línea del tiempo que avanzó sin vos. Trastabillar de vez en cuando y retroceder algunos casilleros. Y zigzaguear.

Cuesta. Cuesta filtrar toda esa masa de recuerdos para sólo quedarnos con lo bueno. Dejar esas impurezas de lado cuesta. De pronto muchas veces sentimos que lo tóxico sigue en el ambiente, persiguiéndonos, abrumándonos. O quizás nosotros mismos lo buscamos sin querer, queriendo. Y sin querer queriendo también contaminamos a otros que se nos cruzaron en ese camino rocoso.

Tirarte en la cama con la mirada perdida, tratando de visualizar toda la situación desde la mirada externa de un doble tuyo. Sentir tu cuerpo inerte, sin fuerzas, ajeno…sin vida. Notar una falta de correspondencia entre las órdenes mentales y los movimientos físicos. Desear el fin del mundo cuando sentís ese nudo que arde en la garganta y ese dolor interno que te retuerce y, llegado un momento, ni lágrimas te saca…porque ni fuerzas para eso te quedaron.

El tiempo sigue pasando, sabido es que nunca para…y cada tanto algún hecho desencadenante de sentimientos en vos te recuerda que el paso que pensaste haber dado no fue más que un paso en falso. Falsa alarma: retrocede casilleros.

La vida es un proyecto. Un proyecto que uno va planeando, poniendo a prueba, comprobando y refutando. Y como todo proyecto, está lleno de fases, de avances y retrocesos.

************

Quisiera decir (y de hecho a menudo lo digo) que hay cosas que no entiendo. Pero la realidad es otra, las entiendo demasiado y eso es lo que más asusta.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Y terminás haciendo lo que no querías…lo último que habrías hecho, pero con la esperanza de que sea lo mejor, al menos a largo plazo...porque a corto sabés que no lo es.

*****


Y luego de tanto altibajos, te dejo ir, con la esperanza de que vuelvas. Con la esperanza de que estés bien, de que esté bien, de que estemos bien.

Pero la sola idea de saborear algo que sabe, de alguna forma, al pasado, abruma. Sentimientos viejos. Sentimientos nuevos. Sentimientos encontrados. Y yo que no me encuentro conmigo misma. Y vos que no te encontrás con vos misma. Y nosotras que no nos podemos ayudar en la búsqueda…porque es algo personal, porque se escapa de nuestro control.

Palabras y más palabras en círculo vicioso: vórtice que arroja significantes violentamente a nuestro alrededor. Sin embargo, no hallamos significados; se perdieron en el espacio, como por arte de magia. Resultado de centrifugación.

Y te siento distante, y me duele. Y me distancio, y te duele. Nos dolemos. Lejos, cerca...nos dolemos. Y otra vez danzando torpemente en redondo. Es como dividir por cero.

Y arrojo esta solución, después de tantos borradores, después de tantas horas sin sueño, después de pensar y repensar en algo que resuelva la ecuación. Y divido por cero. Y sale esto…que no es la solución. Porque no hay solución.

Con vos se va una parte mía…y la quiero de regreso: te voy a estar esperando.


..::if you’re not part of the solution, you’re part of the precipitate::..

sábado, 12 de diciembre de 2009

"Si vos entendés lo que te dicen por lo que te llegó a los oídos y no por lo que el otro quiso decir, entonces habría que ver a qué llamás "mensaje".

¿Es lo que quise decir? ¿Es lo que a vos te llegó? ¿Es lo que vos interpretaste de lo que yo dije?

Y en esa ida y vuelta contradictoria te preguntás: ¿Cuántas cosas habré dicho sin haberlas dicho? E inmediatamente después te decís a tu propio ser: "eso explica tanto..."

Porque, claro, viviste la vida pensando que lo que uno dice es sólo lo que le sale por la boca, sin sospechar que a veces vale menos que el vómito de una rata.

Y ahí está, queda en evidencia total, y nadie te lo dijo, nadie lo anda gritando por ahí, porque basta con mirar: sacaste esa maderita que molestaba, y ninguno te avisó que estabas jugando al yenga. Y nada de lo que hiciste fue idea tuya, sólamente pensabas que era lo que tenías que hacer.

La euforia que me invade en estos días, el frenesí, la juventud, las pasiones y los vicios, esas cucharadas de vida que uno se las mete de una, pensando que el tarro nunca se vacía... Todo a raíz de pensar demasiado."


By Migue

lunes, 7 de diciembre de 2009

Al pedo. Todo, al pedo.