Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Una morbosa obsesión por hacer lo que no se debe, lo que desde un principio se sabe que no culminará en algo feliz o aceptable. La hermosa adrenalina de caminar por la cuerda floja, por el borde sinuoso o por las aguas movedizas. La necesidad de estar en una constante búsqueda de lo inalcanzable, de lo difícil, de lo prohibido. Me pica la garganta y me la rasco con ese ruido seco que a tantos les irrita. Hablando de rascar, juraba que en algún lado, con alguna persona había estado hurgando alguna alacena llena de artículos de limpieza e higiene y agarrando un aerosol de Raid dije: “bueno, si hay dos a éste me lo llevo, que en casa no tengo”. Evidentemente esa escena fue un sueño, porque en casa no hay ningún Raid, pero sí muchas picaduras en mi cuerpo. Fuck. Madrugar. Odio madrugar. La noche está hecha a mi medida. La amo, es el amor de mi vida. Oh night, would you marry me? Texto incoherente? Incoherente? Te parece? Te equivocás, pero sabés qué? No pienso sacarte del error. Cagate. Ja! No, no estoy consumiendo ninguna sustancia tóxica. Bueno, quizás a esta altura ya tenga dengue y esté delirando. Tengo calor. Mucho. Odio el verano y la humedad. Odio el verano y la alergia (sí, ya sé que lo dije por feisbuc, I dont give a fuck). Odio el verano y la ciudad desierta. Odio el verano, ok? Sabés qué pasa? Mañana debería levantarme y salir a hacer varias cosas y guess what? No tengo ni la más paupérrima gana. Por cierto, sigo en busca de mi voluntad. Si la ven, me avisan, pleeeeeaaaaaaseeee. Es chiquita, así que fíjense bien en cada rincón (y no se vayan a sentar arriba! Es frágil). Ah, sí, lo prohibido! Bueno, nada, eso. Sorry, entremedio dejé fluir la consciencia. O inconsciencia. O quizás, subconsciente. Me duermo. Chau.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Éstas son las fechas en las que uno por lo general hace un balance anual, ya sea mentalmente o poniendo las ideas por escrito. Parece que fue ayer que hice el del 2009, me acuerdo bien de cada parte que conformó ese recuento. Este año pasaron demasiadas cosas, pero no sé si he sido consciente de su totalidad. Siento que el tiempo pasa cada vez más rápido y no me da tiempo a palpar las vivencias que con él se lleva. Por supuesto que hay cuestiones cuyas presencias resultan imposibles de pasar inadvertidas. También es cierto que desarrollé una peculiar habilidad para no prestar tanta atención a lo que pasa a mi alrededor, mecanismo de defensa que le dicen.

Este año si bien empezó como el traste, se puso las pilas y repuntó. Adquirí responsabilidades y me deshice de otras. Comencé a trabajar en forma dependiente y constante. Empecé mi tesis, con varias trastabilladas retomé el estudio y las juntadas con apuntes y mates de por medio (a veces también cervezas).Conocí muchas personas, entre ellas, excelentes personas y otras que mejor perderlas (y que por suerte se perdieron). Viajé bastante, acá y allá. Volví a viejos amores, para no perder la costumbre; con uno pusimos punto final (uno de tantos, punto y aparte, diría yo, tarde o temprano siempre volvemos). Con el otro, nada, una relación de las más bizarras que hay, también para no perder la costumbre. Luego de mucho manosear el tema, retorné al sendero heterosexual. No hay conclusión (aparente) sobre esto.

Este año afiancé relación con las personas que más quiero. Este año aprendí a perdonar uno de los dolores más grande que me pesan en el alma. Anulé rencores y me amigué con la vida (un poco, tampoco tanto). Este año padecí por primera vez el miedo a la muerte de un cercano. Este año volví a llorar por ella, secarme las lágrimas y seguir adelante como si nada. Este año extrañé mucho y resigné otro tanto. Pensé e ignoré en igual medida. Salí al mundo real y terminé volviendo a mi universo paralelo. Voy y vengo, como para alternar y no morir en ninguno. Este año no entendí muchas cosas/personas, pero no me gasté en hacerlo. Este año cumplí el dejar fluir y optar por la sanidad mental que me prometí el año pasado.

Este año salí mucho: bares, boliches, fiestas, dptos, comidas íntimas. Tomé mucho. Me mandé cagadas también, que ya no me pesan como antes. Este año armé mi hogar y viví en paz. Este año retomé terapia como me había prometido. Logré rozar la planificación que tanto me cuesta. Esbocé mentalmente algunos planes a largo plazo y otros a corto. Los llevé a cabo a algunos y el resto quedó en lista de espera. Este año me paseé por una galería de altibajos.

Este año crecí en muchos aspectos de mi vida. En otros quedé estancada, pero identifiqué las causantes. Puedo decir que hacía mucho que no deseaba que por favor se terminara el año. A pesar de las cosas negativas que viví, éste fue un buen año, uno como hacía mucho que no tenía. A las fiestas de fin de año no les puedo exigir mucho, siempre apestan no matter what, de hecho se esmeran en empeorar progresivamente a medida que los años pasan. Veremos qué sucede con año nuevo, será mi primer “festejo” en Córdoba. Soy buena y le cedo el beneficio de la duda.

Sigo en varias búsquedas internas (y otras no tanto) y con una lista de objetivos y planes para el año entrante, sin embargo, resumo el 2010 como un año de aprendizaje y exploración, de avance y poco retroceso (a veces me sorprenden las ráfagas de optimismo que me golpean).


Fotito sacada por mí en Navidad =)



domingo, 19 de diciembre de 2010

Seguís en mis sueños, me cansa. Seguís en mis días, me cansa. Basta, por favor. No soporto más que sigas alrededor. Qué tengo que hacer para que se acabe? Decime qué hago. Tengo que buscarte y hablar con vos? Vomitarte el hilo tosco de pensamientos que me salga en el momento? Porque no importa cuánto planee qué decirte, sé que si te tengo en frente voy a decir cualquier otra cosa, si es que con suerte me sale palabra entre tanta lágrima reprimida, entre tanta angustia machacada en mis mandíbulas y contenida en mi garganta. Qué hago para que esto se acabe? Cuánto más? No es suficiente ya? No pasaron varios años ya? Por favor, andate!

Realmente necesito buscarte, arriesgar que no me quieras oír y regalarte la nueva perspectiva desde la cual veo a la historia hoy en día?

Por qué no puedo borrarte de la lista de auspiciantes de cada uno de mis fracasos? Por qué seguís importando en mi vida? Por qué dejo que todavía permees mis días con la presencia de tu ausencia? Tengo que conciliarme con vos para que desaparezcas? Cuál es el exorcismo que surte efecto?


Estoy podrida. De mí, no de vos. De mí, porque yo soy el sujeto y vos, el predicado.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Hay veces que uno debe dejar el orgullo y el rencor de lado, por más fuerte que sean, y seguir adelante, porque la vida es una y también lo es cada persona que nos rodea. Al fin y al cabo nadie es perfecto y cada uno hace lo mejor que puede.

Indefenso, encogido, con marcas por todo el cuerpo, medio ido y medio presente, transmitiendo con la mirada todo el miedo, el dolor y el arrepentimiento en el grado en el que ha sido posible, que no es poco. Me pidió la mano, me dijo que me quería.

Te perdono, te quiero…pero no te vayas.


-restando karma-

lunes, 13 de diciembre de 2010

miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo miedo

martes, 7 de diciembre de 2010

Soy una maquinita de producir fantasías. Un tanto increíble, pero cierto. Claro que mis fantasías no son más que desvaríos que mantengo celosamente encerrados entre las claustrofóbicas paredes de mi laberinto mental. Claro también que de vez en cuando algún que otro sueño intenta escaparse volando. Y sí, por ambicionar tanto en escape y altura, terminan con un destino que no difiere demasiado del de Ícaro. Como regla general, es preferible que gasten energía recorriendo mi cabeza (cual hamsters en una ruedita), porque ante la mínima porción de realidad, mi mente se precipita en ideas que construyen un mundo propio dentro de lo inexistente. Simplemente no lo puedo evitar, y dudo que lo evite en caso de que pudiera hacerlo.


Your single smile triggers a whole universe of my imagination. And that makes me smile. So, please smile..

domingo, 5 de diciembre de 2010

Llega un momento en el que la falta de anonimato deja en descubierto una gran necesidad.
Necesito expresar cosas que por acá ya no puedo.
Porque te involucran.
Porque la involucran.
Porque nos involucran.
Todo se mezcla con todo y ya nada vive aislado.

Necesito. Eso lo resume todo.


miércoles, 1 de diciembre de 2010

Lo prometido es deuda, dicen..


Supo haber una vez en la que sufría una terrible paranoia con mi sexualidad. Que nadie fuera a enterarse en mi pueblo! Que las degeneraciones de la nena no fueran a llegar por boca de terceros a oídos de papá!

Resulta que siempre supe que había algo “mal” en mí. Yo no era como el resto de las nenas de mi edad (ni de otras edades). En jardín de cuatro, por ejemplo, me acuerdo que me gustaba una nena que se llamaba Carolina, era la más alta de la salita. A lo largo de la primaria tuve otros crushes. Varios. Entrada la secundaria, la historia que más me marcó, en parte porque andaba con todo el tema de ponerle nombre a mi rareza (y también por las características de la historia en sí), fue la de una niña que hasta el día de hoy estoy segura de que patea para el arco contrario (historia contada  de manera detallada en http://abortionofthoughts.blogspot.com/2009/03/chateando-con-alguien-hoy-me-acorde-de.html#comments  y  http://abortionofthoughts.blogspot.com/2009/03/continuo-con-la-historia-de-asi-no-me.html#comments). Entre los quince y los dieciséis logré denominar mi anormalidad: era lesbiana. Reconozco que la palabra lesbiana nunca me fue fonéticamente agradable a los oídos.

En mi último año de secundaria, con dieciséis años todavía, me atreví a meterme en chats lésbicos para ver qué onda. A todo esto, yo tenía novio, pero ésa es otra historia (ponele). En una de esas calurosas siestas de febrero, conocí a la primera chica que me voló la cabeza, la primera mujer que amé y que no era mi madre. Tenía casi cuatro años más que yo la virginiana. Una gran obsesión en mi vida fue esa veracruzana. Tanto que me sabía de memoria la geografía mexicana (cada estado, cada capital), sólo veía el Canal de las Estrellas y era experta en ese dialecto centroamericano, entre otras cosas. Chateábamos martes y jueves a las tres de la tarde, horarios en los que ella trabajaba en un cyber. Los primeros días nos encontrábamos en esa sala de chat; jugábamos a sorprendernos con los nicks. Luego pasamos el msn. Y nos enamoramos, o al menos yo me enamoré. La cuestión es que en el final de esta historia nadie comió perdices. Pinche mexicana! La primera mujer también que me rompió el corazón, pero no voy a hablar de eso. No por despecho, sino porque me voy a ir demasiado por las ramas y en algún momento debo dormir.

Mientras todo fue de color rosa en nuestra “relación”, nos escribíamos mails y cartas. Tengo todo guardado hasta el día de hoy. Ya dije en alguna entrada anterior que siempre tuve alma de cartonera. Todo lo guardo, todo lo archivo.

En una de las cartas que intercambiamos, yo le envié un arito argolla. Obviamente al otro arito, que formaba el par, lo tenía puesto yo; arito que tuve puesto desde los trece años hasta principios de este año que me lo comió la gatita en sus tantos cariños nocturnos en los que me chupaba el lóbulo cual teta materna. La odié por un par de días a mi mascota, no por el recuerdo de la chingada mexicana, sino por mi obsesión cabalera y constante (además mi arito me encantaba y había decidido que me quedaba tortamente hermoso). Y ella me envió una tobillera de macramé con pequeñas cuentitas negras y amarillas intercaladas. Aunque no lo crean, a esa tobillera todavía la tengo puesta. Sí, desde ese 13 de abril de 2002; jamás me la saqué.

Hace unos meses no sé qué buscaba, pero terminé revolviendo mis cajas de los recuerdos y ahí estaban sus cartas y su foto. La única foto que logré tener en mi mano. Realmente el amor es ciego a veces. Y sordo, si me pongo a pensar en los horrores de ortografía que tenía. Ni nos detengamos en otros aspectos lingüísticos porque me da un espasmo. Y no, no voy a citar nada de esas cartas porque me da vergüenza ajena (y propia!!!).

Luego del reencuentro con esos recuerdos, se me ocurrió buscar a la muy perra en el famoso Facebook. Para sorpresa mía, la encontré. Por qué para sorpresa mía? Porque no hablo con ella desde hace ocho años. Fue como si se la hubiese tragado la Pachamama. Pero no, ahí anda vivita y coleando (y con “U” seguro que también, no me cabe la menor duda).

Éste es un resumen de mi salida del closet, la cual obviamente está permeada de detalles aparentemente fantásticos que comprueban que la realidad supera ampliamente a la ficción, pero eso lo dejamos para otro día.


PD: no, a esa foto no la saqué para esta entrada. No sé ni por qué existe esa foto, pero como verán, no miento cuando digo que todo lo guardo jaja

domingo, 28 de noviembre de 2010

En una de nuestras tantas caminatas nocturnas en busca de cerveza, nació la teoría de que los hombres son como los perros y las mujeres, como los gatos.

“Es así. El gato viene, te refriega, le hacés cariño un rato y cuando se hartó, te pega un zarpazo y se va al carajo dejándote con todas las ganas de mimosear. Por otro lado, los perros se quedan ahí, como idiotas moviendo la cola aunque no les pasés ni cinco de pelota. Se conforman con cualquier miga que les tirés debajo de la mesa y no les importa cómo es la perra, ellos sólo quieren ponerla. Es así, no importa si la perra tiene las crenchas sucias o si es más arisca que el diablo, los señores quieren ponerla y punto. En cambio las gatas son mucho más selectivas. Se dan el lujo de elegir con quién empomar y con quién no. Y obvio, no les importa histeriquear a todos y no quedarse con alguno. Todo esto explica por qué a las tortas les gustan los gatos: porque son como las mujeres. He dicho.”

jueves, 25 de noviembre de 2010

Is that your hand on my girlfriend?
Is that your hand?
I wish you'd do it again
I'll watch you leave here limping
I wish you'd do it again
I'll watch you leave here limping
There goes the next contestant

 

sábado, 20 de noviembre de 2010

Jeans negros, botas, remera gris apretada al cuerpo en la medida justa y lentes de sol. Con tu baja estatura esperabas que el colectivo frenara. Ésa era la parada anterior a la mía. Te observé fijamente y tuve el pálpito de que íbamos al mismo lugar. No te había visto antes en el colectivo, pero simplemente lo supe.

El cincuenta por ciento de la gente que viaja en ese colectivo a esa hora es siempre la misma: el chico gay que sale del gym, el chico del arito que se va a la fábrica, la señora del servicio de limpieza, la chica de rulitos que estudia hotelería, la rubia cheta que estudia RH, la nena de la mochila de Kittie que vuelve del colegio…y hoy, vos.

Reprimí el impulso de decirte: “deberías bajarte en la otra parada, si vas a ciudad empresarial, te queda más cerca”. Pero en un segundo me imaginé la situación, tu cara de WTF y tu posible respuesta: “y a vos qué carajo te importa dónde me bajo, boluda!”. No era muy feliz la interacción, así que me limité a seguirte con la mirada hasta que el bondi frenó en mi parada. Me bajé y caminé con toda la pasta del mundo hasta la entrada de la oficina, para dar tiempo a que llegaras. Mi sonrisa de satisfacción de haber estado en lo cierto me encantó. Entraste, te sacaste los lentes y preguntaste algo con tu hermosa cara de orto. Con una nueva sonrisa comprobé que efectivamente eras nueva, ya que no tenías tarjeta de acceso y el guardia te abrió. Desde ese día te cruzo constantemente en la cocina o en el baño. No puedo evitar bajar la mirada cada vez que me mirás a los ojos con tu alevosa cara de mala onda.

Hace un par de días soñé con vos. En mis delirios oníricos te llamabas Dani. Obviamente me puse en campaña de averiguar tu nombre y obviamente lo voy a lograr.


************************************************************
Ok, eso lo escribí el jueves de la semana pasada, jamás lo subí por cuestiones pajísticas que sabrán entender. Ayer te crucé en la cocina repetidas veces hasta que me cansé de ser tan boluda y mientras echabas leche a tu café, y mientras yo llenaba mi botellita de agua, señalé una sala a mi izquierda y te lancé un:

-Disculpame..están en capacitación en esa sala?
-Me sonreíste y me respondiste -Sí..capacitación de Java..
-Aah…son de programación uds. Sos parte de la gente nueva que está entrando, no?
-Sí..hace dos semanas..

Y bueno, charla va, charla viene, terminamos hablando de ropa y de piercings. Pero como todo tiene un fin, llegó mi jefa y se me cortó el mambo. Me despedí simpáticamente y apenas me di vuelta, me di cuenta de que todavía no sabía tu nombre. Primero me quise matar (evidentemente, más boluda imposible). Pero después caí en que había que transformar esa estupidez en algo positivo. Así que ahora tengo la excusa perfecta para volver a hablarte. “Che, al final charlamos de todo y no te pregunté el nombre, cómo te llamás?”. Espero que sea pronto porque sino me va a costar llamarte de otra manera que no sea Dani jaja

 

lunes, 15 de noviembre de 2010

Segunda marcha de la diversidad en Córdoba. Primera marcha a la que asistí yo. Muy bueno, me encantó, salvo por unos cantos y pedidos con los que no estuve de acuerdo, pero bueno, nunca se puede coincidir en todo. Mateada en el parque con amigos mientras se iba armando el grupo que luego marcharía. Chicas haciendo encuestas para una investigación de la UNC. Gente regalando llaveros y preservativos. Muchos colores, alegría, plumas, música y baile. Muchas caras conocidas, otras no tanto, otras demasiado conocidas. Diversidad. Hice sociales, conocí chicas, me divertí mucho. Quedaron muchas anécdotas graciosas del día. Luego, fiesta de la diversidad en ciudad universitaria. Fui con una pareja que conocí en la marcha. Música, birra, baile, chori, charlas, encuentros. Me solté en una manera que pocas veces lo hago. Volví a casa con sol, cosa que hacía mucho que no hacía.

La fiesta. Resulta que en la fiesta tocó Kumbia Queers. Honestamente jamás en mi vida las había escuchado por más de treinta segundos. Ponele. Resulta que mucha gente que estaba en la organización del evento es conocida mía. Resulta que estuve atrás del escenario, en vez de adelante como la mayoría. Resulta que por la suma de varias razones [cofcofcervezasdemáscofcof], me propuse hablar con la batera. Terminaron de tocar y le hice señas para que se acercara. Lo hizo, no sin antes alzar el vaso de birra que tenía al lado de la chancha. Se acercó y el diálogo comenzó. A todo esto yo debatía mentalmente si invitarla a tomar algo o no.

-hola
-hola..che, no tocan más?
-no, ya no..
-pero no tienen más fechas en Córdoba?
-no, nos estamos yendo a las 8 a BA..
-ooh qué garrón!
[ponele]

[la invito o no la invito? Hmmm me meo. Mal. Qué hora es? Hmmm las 7 ya. Hmmm me meo, tengo que volverme a casa sola, son muchas cuadras y éstas a las 8 se rajan. Hmm.. nah, ya fue. Le mangueo cerveza al menos? Nah, me meo y ya medio que pinta café. Nah, me fui, sí]

-seee, pero bueno, ya volveremos..
-sí, de una. Che, muy bueno lo de hoy, eh? Groso!
-=) gracias! Me alegra ver a todos tan copados –me hace seña con el vaso, ofreciéndome tomar.
-no, gracias, enough for today..
-bueno, che, tengo que desarmar la bata, sino no llego.
-dale, te ayudaría…pero el sueño gana..[bueeeena, quí ti hacé’???]-…

La flaca da media vuelta y se agacha a la bata, yo hago lo mismo, pero me doy cuenta de que no pregunté lo primordial.

-Diculpame…tu nombre?
-Inés-Ah..listo. Nos vemos, Inés =).

Y claro, no sólo me iba a dar el lujo de decidir no chamuyarla sino que tenía que dejar en claro que ni la conocía. No, flaca, no soy tu fan.

Dijera unaqueyosé: “turraaaaa, te la chamuyaste lo mismo!! No podés con tu genio, sos tremenda! Y encima tenés mal gusto!”. Así que bueno, entre tantas anécdotas del finde, quedó mi chamuyo a la batera de Kumbia Queers jaja. Dijera una amiga “Desde cuando soy torta? Y…yo creo que me enamoré de la partera”.


domingo, 14 de noviembre de 2010

Los nuncamás duran por lo general una semana. Y a veces ni eso.
Vamos, que es frecuente el deseo de querer cortar la semana con una birra un miércoles o un jueves.



jueves, 11 de noviembre de 2010

Obviamente estas cosas pasan en el momento indicado. De manera inoportuna, de más está decir. Claro, si fuera de otra manera, la vida sería muy aburrida. Las idas y vueltas de la vida, sus ironías, sus enredos, sus misterios. Sus tan llamadas coincidencias. Como gusten llamarlo, al fin y al cabo qué sabe uno, no?

Demos seis pasos a la izquierda en la línea del tiempo. Uno por cada año que pasó desde ese cumpleaños. Uno por cada año que pasó y que no nos vimos ni por casualidad (para suerte mía de ese entonces, claro). Sos una de las personas que dejó sembrado en mi vida un signo de pregunta. Cosas que no explico, o que no quiero explicar. Cosas que hoy en día saco a flote (últimamente me dedico a revolver el fondo de mi gran laguna mental, hay muchas cosas hundidas ahí), las observo y quizás, con suerte, algún día entenderé (si dejo de procrastinar y de hacerme la boluda).

Ahora, seis pasos a la derecha. Hace dos días nos cruzamos. Noté de reojo que amagaste pararte a saludar, yo obviamente caminé lo más rápido posible (independientemente de mi apuro del momento). Hola, hola. That’s it. Y hoy de nuevo el cruce, pero en un ambiente cerrado, sin excusas para escapar. Finalmente, el diálogo tuvo lugar. Torpe, nada fluido, repetitivo, nervioso. Silencios incómodos, como era de esperarse. Si no nos despedíamos pronto, el próximo tema era el clima. Y yo me pregunto si el titiritero celestial se divierte manoseándome el cerebro de esta manera. Justo en esta crisis de identidad me pasan estas cosas. Obvio. Mientras tanto me pregunto si la tercera es la vencida.

sábado, 6 de noviembre de 2010

   A     dice (12:42 a.m.):
*me colgué xD
*pensando

      B      dice (12:42 a.m.):
*en qué?

   A dice (12:42 a.m.):
*en eso
*en q tenemos buen sexo no matter what

     B dice    (12:44 a.m.):
*sip..

   A dice (12:45 a.m.):
*escueta tú ahora

     B      dice (12:45 a.m.):
*es que, es verdad..
*y es raro, creo.
*porque podemos estar matándonos en otras cosas, pero podemos garchar lo más bien xD

   A dice (12:45 a.m.):
*jajajaja

     B dice (12:46 a.m.):
*onda, "te odio, no te puedo ni ver, pero garchameeeee"

   A dice (12:46 a.m.):
*bueno, ya sabes
*si los mayas llegan a tener razón, lo primero q hacemos ante el primer indicio, es juntarnos a garchar

     B dice (12:48 a.m.):
*dale xD
*incansablemente, unstoppablemente y hasta que el mundo se haga pedazos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

the never-ending story, indeed

"La vio ahí, en su cama, como muchas otras tantas veces. Estaba de espaldas a ella y dormía plácidamente. Hacía mucho tiempo que no la tenía en ese lugar, seis meses, tal vez. Tres desde la última vez que durmió con ella en su cama. Y empezó a repasar toda su historia, la de ambas, de principio a fin, de tres años y tres meses atrás hasta ése momento, en el cual se encontraba ella observando su cuello. Una historia rara, de idas y vueltas, enigmática para muchos y más aún para ellas. Una historia de desplantes, desencuentros de sentimientos, de lugares, de tiempos. Inoportuna, como eran las dos, pero interminable. Con cuerpos involucrados y amores fugaces entremetidos, con estallidos de tormenta y silencios prolongados intermitentes. Con la rutina y la vida caminando por delante y escapadas varias de ambas partes al otro lado del arco iris. Era una historia atípica, de esas con las que una no cuenta pero que alivian un poco el dolor del alma.. y muchas veces lo causan. Era su historia, sólo de ellas. Porque nadie las conocía mejor que la una a la otra, nadie podía hacerles sentir un placer semejante, ni hacerlas sentir más en confianza que entre ellas. Y ella era más ella misma que nunca cuando la veía y, más aún, cuando era la propia desnudez del cuerpo la que desnudaba el alma. Y así eran las cosas -pensó-, y la abrazó. Así serían las cosas, -continuó-, hasta que alguno de esos amores fugaces, llegara para quedarse."

¿Para qué ponerlo en palabras si ya lo hiciste vos?

lunes, 25 de octubre de 2010

-You never wanted to be anybody's girlfriend, and now you're somebody's wife.

-Surprised me too.

-I don't think I'll ever understand that.
I mean, it doesn't make sense.

-It just happened.

-Right, but that's what I don't understand.
What just happened?

-I just- I just woke up one day, and I knew.

-Knew what?

-What I was never sure of with you.

(…)

-You know what sucks?
Realizing that everything you believe in is complete and utter bullshit.

miércoles, 20 de octubre de 2010


Obviamente la ley de Murphy aplica mejor que cualquier otra pseudo-explicación. El día que más laburo hay suena la alarma de incendio y tenés que salir corriendo. Gracioso fue ver durante este simulacro a varios que salieron con las notebooks prendidas y siguieron trabajando tirados en el pasto de la entrada. Qué necesidad!? Del simulacro, claro. Dijera la soy-una-loca-pero-no-saldré-del-closet: estaba en el baño cuando escuché ese pito infernal, me tuve que guardar la mitad del meo. Too much information, darling. By the way: pito? Really? Insisto: qué necesidad!?

Y esto me lleva a algo que vengo pensando estos días. Cuando estás detrás de una de esas diez puertitas del baño y por los ruidos que hace el meo cayendo al inodoro sabés reconocer que la que está detrás de otra puertita es tu compañera de oficina, demuestra el grado de convivencia al que estamos expuestos en ese lugar. Deberían aumentarnos el sueldo. Sí, medito estas cosas en el trono del laburo.  Ahora ustedes dirán: too much information, darling.

Y no es que tenga algo que ver (acá nada tiene que ver con nada al mismo tiempo que todo tiene que ver con todo), pero me encanta Zöe Bell. Más allá de la parte que engloba cagarme de risa, vería de nuevo Death Proof sólo para ver su atortada actuación =).


Digo yo, tantas veces hace de muerta,
 qué le costará venir y hacerse la muertita conmigo,
que pa jugar de viva ya estoy yo...

domingo, 17 de octubre de 2010

Son muchas las cosas que tengo para perdonarte, pero no tantas como las que tenés para pedirme perdón. Aun así no quiero que te vayas. Es una bola de odio, miedo, bronca y dolor la que me arroja una vez más a las lágrimas, a este estado ineludiblemente lacrimógeno que no me deja respirar. Los fantasmas me persiguen cada tanto aunque quiera evitarlos, aunque me mienta. Me desborda la angustia una vez más, por lo mismo y a su vez, por algo distinto. Mi naturaleza y mi constancia son tan fuertes como la decepción que sentí toda mi vida. Mi cara es un infierno y no dejo de disparar estas palabras, una tras otra, sin edición, sin meditación. Espontáneo. Puro sentir, nada pensar. Y es en este momento en el que me derroto a mí misma porque no puedo sostener más la mentira más grande de mi vida. No te odio, pero fuiste la decepción más grande que pude haber sentido desde que tengo memoria. Una vez más quiero cerrar los ojos y no poder volver a abrirlos. Quiero que la que se vaya sea yo.

viernes, 15 de octubre de 2010


Varios suelen ser los momentos de paranoia en la vida. Pero algunas veces tienen un gusto distinto. Tan intensos, tan reales, tan palpables, que es posible sentir el alma haciendo caída libre en un vacío inmenso. Es increíble cómo la mente humana puede caer en tal amalgama de miedo, falta de sensatez y exageración premeditada.


jueves, 14 de octubre de 2010

Una gran nube esponjosa. Eso quiero. Una nube mullida en la cual esconderme cuando quiera soñar a lo grande. Una nube cálida y de algún color impensado, que me aloje cuando quiera alejarme de tanto real, cuando se me acumulen las cuotas de cosas para olvidar, cuando la soledad esté a punto de tirarme al abismo. Una nube situada en coordenadas perdidas, en donde el tiempo no corra. Hundirme en ella, soñar feliz y tener la certeza de no saber qué es la ausencia. Eso quiero.

lunes, 4 de octubre de 2010


Arte en hierro: Pila de Sueños
-"Bastón" Diaz-

Finde agitado. Ir y venir. Hablar, escuchar. Caminar. No parar. Llenar compulsivamente los días con actividades varias y notar que efectivamente el tiempo tiene un espacio y que uno lo llena para sentir lo menos posible su paso, su presencia. A veces tan molesta. A veces tan dolorosa. Y a veces lo que irrita es justamente lo contrario, la sensación de su presencia estática..como si uno se sumergiera en una sustancia viscosa.

Pasear mentalmente por las miles de cosas que te dan vueltas en la cabeza. Pensar un poquito esto, y otro poco aquello. Dar saltitos al pasado de vez en cuando. Caminar mirando atrás. Caminar hacia delante, pero con los ojos cerrados: andar a ciegas. 

Parque, sol, mates, comidas, música, arte. Tirarme en una pasarella de madera, un muelle en un mar de piedras. Sentir que el aire me acaricia, sentir que el sol me abriga, sentir mi corazón latir inquieto y tratar de explicarlo. Pensar. Sentirse ínfimo. Sentirse ser. Sentir que uno está, que tiene esa piedra en la mano, que el sol le quema los muslos, que el viento le despeina el cabello, que esos recuerdos tienen lugar en la mente, que el tiempo pasa aunque lo capturemos en momentos...en la esencia de las cosas. El tiempo pasa y uno con él. Lo notemos o no.

A continuación un tráiler que vi ayer en el Museo Emilio Caraffa. Me encantó, no sólo porque me dejó pensando más de lo que ya venía haciéndolo. Los invito a verlo, a viajar introspectivamente y, quizás, a arribar a alguna conclusión. Enjoy it.

sábado, 2 de octubre de 2010

"We may be through with the past,
but the past ain't through with us."

viernes, 1 de octubre de 2010

D dice (10:45 p.m.):
*la otra vez me acorde cuando viniste a cba y nos conocimos.  q vieja q estamoss!!! Jeje

   L     dice (10:47 p.m.):
*siiii
*la plaza de la intendencia me hace acordar a vos, sabelo

D dice (10:47 p.m.):
*eso le decia el miercoles a Noe!! le dije q me hacia acordar a vos y me acordaba en las partes q estabamos sentadas..jeje
*como paso el tiempo!!

   L dice (10:48 p.m.):
*si, de una
*hace banda q nos conocemos
*como 8 años
*yo estaba terminando el secundario, imaginate!! jaja

D dice (10:48 p.m.):
*y yo fui la primera cordobesa q conociste??

   L dice (10:49 p.m.):
*sip, mi primera amiga gay
*fuiste mi primer beso con una nena :$ jaja

D dice (10:50 p.m.):
*jajaja
*esa era la duda q teniaaa!! me la sacastee!! Graciassss

   L dice (10:50 p.m.):
*jajajajaa
*en el Beep fue

D dice (10:50 p.m.):
*si, me acuerdooo
*estaba medio tomada yo jeje

   L dice (10:51 p.m.):
*si, vos te pusiste en pedo
*jaja

D dice (10:51 p.m.):
*en el escenario del Beep fue..

   L dice (10:51 p.m.):
*tvia tengo la latita de speed de esa noche
*sip

D dice (10:51 p.m.):
*jajaja .. en serio??

   L dice (10:51 p.m.):
*posta

D dice (10:52 p.m.):
*vos me gustabas pero yo pense q yo no a vos... jeje

   L dice (10:52 p.m.):
*yo tenia un cagazo de la puta madre
*jaja
*tvia no aceptaba bien q era gay
*y tenia pavor de q se enterara la gente
*y vos tenias novia..

D dice (10:52 p.m.):
*si, ya se eras re perseguida..
*una novia a miles d km..

   L dice (10:53 p.m.):
*tengo muchos recuerdos de esas epocas
*sos una persona q no voy a olvidar

D dice (10:56 p.m.):
*y…del primer beso nunca se olvidaa jajajaja
*ohh, me agrandeee
*jeje

   L dice (10:57 p.m.):
*no, obvio q no                                

**********************************************

D dice (12:19 a.m.):
*asi q fui tu primer beso...
*vos sabes q justo esta semana me puse a pensar en eso...
*y dije: le voy a preguntar. Pero no sabia como!!
*y bue se dio..

   L     dice (12:20 a.m.):
*jajaja
*por q no sabias como????
*hey, si sabes q se puede hablar lo q sea conmigo, che

D dice (12:20 a.m.):
*si, pero asi de one no te iba a decir: hola, fui tu primer beso? no daaa

L     dice (12:20 a.m.):
*jajajjajaja

 D dice (12:20 p.m.):
*sabes de lo q me arrepiento?