Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

martes, 30 de marzo de 2010

De Rutina y Gaydar:
cosas que uno piensa cuando baja del bondi y camina esas 6 cuadras hasta su casa.


Siempre hay personas que se cruzan con su rutina en tu rutina y terminan compartiendo coordenadas temporo-espaciales con vos, lo cual resulta en que de cierta manera vos te transformes en parte del contexto de su rutina y ellos en el de la tuya.

Salgo de casa y voy hacia la parada del bondi, en el camino está siempre hojeando el diario la minita del negocio de ropa que me metió en un probador (en mi imaginación, claro…la recuerdan?) y que huele a bizcochuelo casi a punto. Una cuadra más adelante, veo a la tortita de pelo corto que a las 11 sale a break para fumarse un pucho en la esquina de Apex (por lo general los lunes). En la tercera parada del bondi, sube el chaboncito del arito en la oreja, lentes oscuros y mochila Ripcurl (es más gay que Ricky Martin). A la salida del laburo, en la parada en la que espero el bondi para volverme, ahí está la tortita chef que no sé de dónde sale, pero ahí está con las manos en los bolsillos de ese amplio pantalón beige del uniforme, apoyada en el poste y con los pelos de su colita baja al viento. Luego, en la parada de Cinerama por lo gral hay una tortita medio emo, que no sube a mi bondi, pero yo la espío por la ventanilla cuando ahí frenamos. Camino de la parada en la que bajo hasta casa, siempre veo a la tortita que vende dvds truchos en la peatonal, que fuma como hombre y que siempre me mira y sonríe. Y yo, obvio, probablemente una de varias de las tortitas de la rutina de ellos.

[Las que hallo dentro del laburo mejor NI contar.]

domingo, 28 de marzo de 2010

Hoy te cambié por ella. Me siento mal, creeme. Sé que no estuvo bien y soy consciente de que me la comí a ella en frente tuyo. Ni te miré, te di la espalda mientras lo hacía. Y en estos momentos no me vas a creer, pero mientras lo hacía, sólo pensaba en vos (típico cliché, lo sé, perdón). Por más que ella las tenga más grande, las tuyas tienen otra consistencia y son bien redonditas…y por Dios que las extrañé! Sólo pensaba en tenerlas en mis manos, en mi boca, en todo mi cuerpo. Pero hoy fui débil, no me aguanté. Cuando fui a buscarte, estabas con tanta gente que yo simplemente no me aguanté las ganas, mi desesperación sucumbió ante su rapidez. Y honestamente, después de tanto tiempo, no quería hacerlo de nuevo a las apuradas, parada en cualquier rincón y vos...vos no tenías lugar disponible. Perdón, Mc, pero hoy te cambié por Burger.

Cuando te vi estaba vulnerable
Cuando te vi fue demasiado tarde y me perdí
Tu boca hace tiempo fue como un viento
Que me arrebató y mi alma dominó

Quisiera acercarme e intentar hablarte
Pero es tan difícil, me siento tan distante lejos de ti
Tan inalcanzable, inimaginable sos
Lo que daría por tenerte junto a mí

Mis días ya no son iguales desde que te vi
Respiro el aire que me invade cuando estás ahí
Ya no puedo estar aguantando esta tensión
Un secreto más que quiero compartir contigo

Cada momento te imagino aquí
Tus ojos negros no me dejan ver la realidad
Nunca te tendré, nunca me verás,
Y ahora no me queda mucho más que soñar

jueves, 25 de marzo de 2010

Arrepentimientos, sí. Satisfacciones, sí. Vacuidad eterna por un lado y desbordantes existencias por otro. Una de cal y una de arena. Una relación amor-odio con decisiones del pasado. Algunas veces más amor, otras veces más odio. Uno, dos, tres, cuatro y siguen, y seguirán. Y acá está todavía este pedazo de metal que no dice nada y a la vez dice mucho. Y acá siguen tantas cosas. Y otras tantas en la basura hace tiempo, otras cada tanto. Sonrisas, ceños, llantos; algunos guardados en la memoria, otros desechados hace tiempo. Muertes mínimas: viene tan al caso. Cuatro, y todavía no me caben algunos tantos. A otros ya los asimilé. Ojalá que el tiempo ablande rencores, pula sentimientos y macere el entendimiento. Perdón y gracias, como tantas veces leí de tu puño y escuché de tus labios. Perdón y gracias.


-There's just too much that time cannot erase-

miércoles, 24 de marzo de 2010

¿Se puede rescindir contrato de la adultez?

miércoles, 17 de marzo de 2010

Tabula rasa: utopía de varios. Acá y allá. Ayer y hoy. Y mañana. Avistar mentalmente agujeros negros que se chupen todo lo indeseado. Como una gran aspiradora selectiva de recuerdos o de situaciones actuales que aborrecen. Portales al más allá y al menos acá. La frustración ante tal fantasía conduce a tramitar documentos de identidad personal en Universo Paralelo, cada uno con su propio planetita, de más está la aclaración (repetidas veces, una consecuencia negativa de dicho estado poco ameno es el TOC, pero ése es otro tema y sería irme por los brotes de las ramas). Por consiguiente, el mundo compartido se convertiría, en palabras de Augé, en un no-lugar donde la transitoriedad sería su principal característica inminente.

No a lo popular y masivo. Sí a lo privado y personal. Que el triángulo de las Bermudas prolifere al infinito Sierpínskitamente y aspire todo aquello que obstaculice la existencia! Por el amor de Locke y por los siglos de los siglos, amén!

domingo, 14 de marzo de 2010

El hombre de gris ya no se queda ahí impecablemente parado mirando, relojeándome ni relojeando el reloj. Esa dura mirada con ceño notorio se ha desdibujado. El gel en su cabello no surte efecto y el nudo de la corbata se ha aflojado (también se ve algo de barro asomando por su suela y la camisa queriendo escaparse del pantalón que la apresa). Ahora él entra y sale, de vez en cuando se va a dar un paseo. A veces largo, a veces corto. Y comienzo a tener consciencia de esas metamorfosientas experiencias con las que vengo tropezándome día a día. Aunque algunas son simples trastabilladas, otras son un gran salto a un incierto. Los inciertos se parecen a hombrecitos pequeños que se mueven hiperquinéticamente y cambian de color en forma constante, comodines del destino, enemigos del karma y compañeros aventureros. La autocensura y la represión no sólo cambiaron de forma y color, sino que devienen en misteriosos seres superiores de los cuales depende cada uno de tus movimientos. Pensamientos híbridos.

viernes, 12 de marzo de 2010

A (Aparatito de la HemPresa):  vamos a comer, chicuela! No seas tan ñoñaaaaa!!
Yo (la tan ñoña -ponele-):  dale, mando este mail y voy =)
A:  dale que te quedás sin silla!

...

En la cantina, nos ubicamos todos en una mesa (éramos como 12), tenía en frente a Aparatito y al lado Chico Gay X (lo de X no es por no dar el nombre es que ya me lo olvidé jaja, no retengo nombres masculinos u.u).

(Hablando del menú de la cantina)

CGX: la semana pasada era medallón de pollo todos los días, esta semana es medallón de pescado todos los días. Son unos chantas! Encima me pedí una tortilla de papas y tenía gusto a pescado!! Jajaja qué hijos de puta, metieron las papas en el mismo aceite que hicieron los medallones!!

Yo [mi cabeza sólo repetía: “tortilla-pescado-tortilla-pescado” no me pueden hacer estoooo, tengo que decir algoooo pero no puedooo”. Tor-tu-ra!!! Y nadie para echarle mirada cómplice!]: y sí, qué te pensás! Que van a cambiarlo??? Que parte no entendiste de la política de la HemPresa??? Hay que reducir costos!!!

A: jajaja y sí, nene…

CGX: pero era una tortilla con gusto a pescado! O sea que comí pescado con pescado!

A: jajaja tortilla con gusto a pescado!

Yo: jajaja

CGX: era como…una tortilla…amerluzada!

Yo: jajaja [diooooos, me están matandoooooo]

A: jajaja no te quejés…re da ir a un restaurant, mirar la carta y decir “uhm...yo quiero…una tortilla amerluzada por favor”

CGX y Yo: jajajaja

Yo: claaaaro, una tortilla amerluzada y una merluza atortillada!

A: JAJAJA claaaaro!! Tal cual! Una tortilla amerluzada y una merluza atortillada! Mejor no pudiste decirlo, Lau!

Risas, risas, risas. Todo implícito. Un gay, una torta y una sospechosa (sos-pechosa for real xD…literal y metafóricamente jajaja, en toditas las acepciones jaja).


Post dedicado a mi fan #1 que con emoción exclamó:
"Soy así como tu fan número uno (?). Toda ansiosa por tu post (?). Dedicameloooo! (?) xD. Y dame tu autógrafo!"

Y bueno, el resto de lo que dijo mi fan es irreproducible (?). Secreto profesional (?).

jueves, 11 de marzo de 2010

Sala de break, todo el equipo de trabajo en meeting para la merienda y presentación oficial de los miembros nuevos (es decir, mi compañera de ofi y yo). Gaseosa, café, mate, facturas.

En una de esas el aparatito del grupo, una chica (torta? uhm..está bajo la lupa), me pregunta: “y vos, Lau, qué onda? Contame de vos” A lo que yo contesto “qué onda con qué? Que querés que te cuente de mí?” Aparatito repsonde: “tenés cara de buena, pero ese piercing ahí dice otra cosa…uhmmm..no sé…qué onda con vos?”

Jaja, qué onda, ya te voy a decir qué onda jaja.. o preguntale a la ex de mi ex que seguro te cuenta, o ya te contó jaja.

By the way, hachepe es un tortóoooodromo. O será que mi ex novio tiene razón? "No sé si es que desde que hablo con vos veo tortas por todos lados, pero parece que salieran de entre las baldosas".

lunes, 8 de marzo de 2010

Casualidades. Causalidades. Así es como lo temporo-espacial quiso que yo hoy sea compañerita de trabajo de la ex de mi ex. Ojo, yo no tengo drama alguno. La que los tiene supongo que es ella, teniendo en cuenta lo mucho que siempre me detestó.

“Solo te voy a pedir que no te cojas a (mi ex). Lo que me falta es que mis dos exs salgan!”
“Y a mí lo que me falta es salir con la ex de mi ex jaja. Dejate de joder..”

El febo, las huestes y los calzones de goma de la abuela.Y hablando de eso, se me cruzó una parafernalia de cosas por la cabeza, pero rescato el estado de panacea que resulta hache pe. Panacea para mí, claro. Obvio que siempre hay un cierto relativismo, pero eso no calienta. Vamos, que sofistas somos varios, cuando nos conviene, claro está. Finitos son los filamentos, pero la luz se ha hecho.

Basta de aguijones y espinazos! Menos Grendel y más héroes escandinavos!

domingo, 7 de marzo de 2010

Estoy siendo lenta y repetidamente abofeteada por un vórtice de ideas que pretenden profundidad. La oquedad no es más que eso: profundidad proyectada infinitamente al vacío. Comienzo a tomarlo como algo consuetudinario en donde no es raro que me cuelgue de un péndulo, if you know what I mean. Me aferro a una idea pero nada garantiza que de un segundo al otro me convierta en mi enemigo…por lo cual, la existencia de tal deuteragonista me planta en el umbral de muchos dilemas. Sí, suelo irme por la tangente. No resultaría extravagante calificarme como el dilema per se.

De más está decir que repetidas veces se me oxidan los engranajes. Quizás debería dejar de inyectarme agua bendita (“directo del inodoro del Santo Papa”, para citar como corresponde). Por lo pronto voy a dejar un post-it en las paredes internas de mi cabeza.

Me hallo pensando en albatros, vikingos que navegan en invierno y el jean Tucci de la profe de literatura, ponele. Ves? A veces me patina la correa. Otro post-it. En flour esta vez. Sí, como la oveja.

Desearía no encontrarme siempre oscilando entre el orden y la aleatoriedad total. Pero sin hilvanes, en efecto, las mariposas efectúan su efecto. Es su defecto.

Aliteración, sí. Eufemismo, no. Optimismo, quizás. Es lo mismo.

Y por eso es que a veces no hay que lamentarse por algunos sucesos. Claro está que todo pasa por algo, no?

Hay comportamientos impredecibles cuando la dinámica opera. Lo estático, por el contrario, no invita al cambio, ergo es de fácil predicción. De la nada, nada sale, dicen.

La interrelación entre causa-efecto y la consideración de un determinismo inminente nos afecta a todos. Qué queda? Que no hay nimiedades? Todo es igual de relevante. Y pienso en la necesidad de emuladores.

Loading…
Get into the system…
What if, what if, what if…

Ya demasiado delirio. Me voy a dormir pensando en ovejas verdes, albinos que deberán pulir pisos y pajaritos, muchos pajaritos…


-Mission accomplished-

jueves, 4 de marzo de 2010

Las oficinas en las que trabajo quedan lejos del centro (donde vivo), la verdad, pero me gusta el lugar, por más que ir y venir implique dos horas más. Ida y vuelta en bondi con auriculares enchufados en mis oídos la mitad del viaje, la otra mitad charlando con mi compañera que sube a mitad de camino (con quien por suerte pegamos onda, somos tal para cual). Lo disfruto.

Sobre la zona, por un lado canchas de tenis, por el otro hotel y spa chetísimo y por el fondo un amplio campo de golf. Estamos ahí no más del aeropuerto. Salir luego de nueve larguitas horas, mirar el cielo y ver que te pasa por arriba un avión a pocos metros es fan-tás-ti-co. Quisiera pausar esos momentos para disfrutarlos por más tiempo.

Sí, puede ser que por ser el principio me parezca todo lindo jaja, pero bueno, lo disfruto mientras dure. Si en unas semanas empiezan mis quejas de nuevo, no me hago cargo jaja.

miércoles, 3 de marzo de 2010


Comienzo a sorprenderme de mi buena suerte, cosa que jamás en mi vida pasó. De hecho, he tenido por lo general tanta mala suerte, que ya es motivo de chistes y anécdotas. Como cuando alguien que supo ser mi novia no me creía que yo cargaba con cierta desdicha…hasta que pasaron unos meses y no sólo me creyó, sino que terminó culpándome de contagiársela. O como una charla la semana pasada con otra ex novia que luego de que ella contara un raro suceso de mala suerte en su vida, reflexionó y me dijo: “Lau, estuve pensando…y no quiero que vos te mueras. Es que pensá, entre vos y yo acumulamos toda la masa corpórea de mala suerte que puede haber en el universo y nos la dividimos, pero si a vos te pasa algo, toda esa mala suerte vendría sólo a mí”. En fin, a lo que iba es que parece que vengo contrarrestando…and that makes me really happy. Ayer llovió como la puta madre, otro calificativo no va. Agua cayó copiosamente desde las 13.30 hasta las 21, con granizo incluido. Mi laburo queda de la concha del pato, un poco más allá. Un metro de agua en esa zona, de hecho tuvieron que hacer una barrera de bolsas de arena en la entrada del edificio para que no se nos inundara. Yo ya me veía, tipo Sheldon, haciendo un curso online para aprender a nadar. O bien, durmiendo en la alfombra que bien mullida es. Se suponía que yo tenía que cruzar la ruta para tomar el bondi de vuelta al centro, pero esa tarea habría sido im-po-si-ble. Además estaba todo cortado y no pasaban ni autos ni colectivos, porque estaban todos varados. Pero por cosas de la vida el colectivito de la empresa pudo llegar y tuve la suerte de ser una de los que lo engancharon. Sí, íbamos como sardinas en lata, pero ni una gota de agua toco mi ser. Otro detalle de mi buena suerte del día de ayer fue que no sé por qué se me ocurrió dejar abierta la ventana de la pieza para que se ventile…debajo de la ventana hay cajas con apuntes (las cajas son cortesía de mi familia, que se llevó la biblioteca) y arriba de esas cajas hay una carpeta solapa gigante donde guardo mi título y todos los certificados y papelitos cursísticos y yo ya me veía llegando diez de la noche a casa y viendo cómo secar todo, pero no, no entró nadita de agua. Así que bueno, chocha de la vida. Y sí, hay otros detalles de dicha, pero los dejo para después porque si no, llego tarde hoy y voy a volver a mi antiguo estado de suerte escatológico.