Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

sábado, 10 de abril de 2010

Caminata de rutina, mente perdida en obligaciones cotidianas. Algunas más superfluas que otras. Paso acelerado, autómata para llegar rápido al hogar y retomar tareas domésticas necesarias. La gente que te pasa por los costados, la gente que viene de frente, la gente que anda también en su caminata cotidiana. Y vos que a veces no ves gente, sino flashes, sombras, figuras que hasta por segundos te olvidás de que son humanas..

Das un paso, un paso como cualquier otro de los que das para descontar distancia hacia tu destino, y en una de esas inhalaciones de aire, como cualquier otra que das en tu necesidad fisiológica diaria, sentís que no ingresa a vos un aroma, sino una bocanada de recuerdos. Se te acelera el pulso, las palpitaciones de tu corazón hacen eco en tus entrañas. Cerrás los ojos y respirando profundo sentís como si cayeras al vacío, se anulan todos los sonidos que provienen del contexto que te rodea. Sólo escuchás esos latidos aderezados con adrenalina y esa vacuidad interna que simula una caída al vacío.

Esa sensación de no saber dónde estás, qué pasa o siquiera si estás viva se entrelaza con un pensamiento continuo desencadenado por ese perfume que impregnó tu ser de recuerdos. Ese perfume: ella.

9 comentarios:

  1. sabes que a mi me pasa lo mismo...
    es el perfume, o incluso el olor de un jabón sobre la piel...
    la memoria olfativa es de las más eternas...
    salutes

    ResponderEliminar
  2. talita: totalmente de acuerdo. de hecho esto lo escribí pensando en eso, en la eternidad de la memoria olfativa. cómo olores tan olvidados traen a colación sucesos archivados en sitios recónditos de la mente y del alma.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sí, eso y los lugares. O simplemente el clima. ¿Cómo puede ser que el clima logre eso? ¬¬

    ResponderEliminar
  4. no es el clima, no son los perfumes. es la mente. la fucking mente, hun..

    ResponderEliminar
  5. Probablemente olvide una cara pero nunca un olor. A mi tb me pasa.
    No hay fórmulas ni secretos para evitar estas situaciones.
    Menos mal que su ella olía a perfume y no a cigarrillo, por ejemplo. Se imagina oliéndola a cada paso? (párrafo poco feliz para distender un poco...)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. uff como en un segundo podés volver al pasado y sentirte en el vacio...
    en algún momento de mi vida pensé que sólo me pasaba a mi (egocéntrica, digamos) eso de los olores que te golpena de repente... pero no, hay mucha gente sensible que nada desprotegida por las calles. Hay que saber manejar esas emociones o dejarse llevar por completo. El problema es saber volver.

    ResponderEliminar
  7. Caro: me hiciste reir, che jajaja. sí, olía a perfumes caros importados que por suerte no se huelen a cada paso que damos. besos.

    DS: no, lamento informarte que no sos la unica xD...(aunq si lo analizas resulta positivo, no estas sola en la lucha contra los recuerdos =D)...
    el problema es saber volver, ud lo dijo. quedo haciendo eco en mi cabeza esa frase, che..

    abrazo..

    ResponderEliminar
  8. A mi me pasa lo mismo con los aromas, me llevan a un montón de recuerdos, lejanos, cercanos, a veces incluso a recuerdos que ni recuerdo... siempre me gustó eso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. pili: totally true. a veces cosas que ni sabemos a ciencia cierta como, cuando o donde..

    besos.

    ResponderEliminar