Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

domingo, 25 de abril de 2010

Días grises, días llanos, días cortos, días largos.
Domingo. Tan domingo. Siempre domingo.
Afuera, el pasar de los escasos, pero ruidosos, autos.
Adentro, el tic-tac de un reloj de pared que retumba más en mi consciencia que en el vacío del ambiente.
El tiempo pasa, siempre pasó y no va a dejar de pasar. Obviedades que no por obvias resultan más amenas.
¿Cómo explicar tanto ruido en un silencio ensordecedor?
Los ciclos se cumplen sin garantizar que lleguemos a objetivos planteados, sin garantizar finales felices, sin atenuar desenlaces fatales.
Yo acá y vos allá. Y vos acá y yo allá, en cierta forma intangible.
El quéserá parece chiste cuando uno se encuentra atrapado en volteretas inesperadas que te da una vida juguetona y brusca. Títeres en un escenario permeado por una concentración del absurdo mismo.
Jugando a no jugar, sin querer queriendo.
Siendo y padeciendo.
Demasiados imperfectos. Demasiados sinsentidos.






”el Diablo es quien maneja los hilos que nos mueven”
-C. Baudelaire-

4 comentarios:

  1. Pero tratando de volver a lo tangible, intentando volver a ser, para dejar de ser lo que se juega ser...

    ResponderEliminar
  2. Los domingos siempre tienen esa cosa de obligarnos inconscientemente a pensar en lo que mas queremos evadir y en ese microsegundo descuidado, se te viene a la mente ese recuerdo dulce, que se vuelve hiriente porque ya no volvera a suceder. En el fondo de uno mismo podemos creer que aun nos recuerdan por el simple hecho de que nadie olvida.Eso, personalmente, me da un consuelo.
    Asi fue mi domingo de ayer.
    Lau, tu blog es un placer. Gracias por pasar por el mio!
    saludos!

    ResponderEliminar
  3. en mi caso, sábado tan domingo. Domingo un poco río, un poco viaje. cómo estpas laurette? cómo se hace para suprimir el domingo, para sacarlo de la garganta y de las manos? tendrían que existir casas compensatorias de domingo, (y de otras cosas, claro) en las que uno pudiera olvidarse por un rato.
    saludos amiga!

    ResponderEliminar
  4. pili: tratando de volver a lo tangible, siempre. dejar de ser lo que se es, para ser lo que quizas alguna vez fue. no jugar a ser, sino ser.

    mariana: los domingos son odiosos. chorrean melancolia y cuando te descuidas te ves empapado de recuerdos, deseos y cuestiones de la imaginacion. juegos macabros, algunas veces. nadie olvida nada, en algun lugar recondisimo de tu mente se halla eso que espera ser gatillado por algun minimo detalle, para resurgir en la superficie de los pensamientos latentes.
    un placer que seas lectora. saludos, che..

    carito: como estoy? creo q "mejor" es la palabra q mejor lo describe. de a ratos feliz, de a ratos resignada. de a momentos optimista...y de a otros, fatalista. jaja. estoy mejor, pero sin dejar de ser yo =)
    quiero vacaciones, that for sure. abrazo, amiga..

    ResponderEliminar