Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

sábado, 17 de julio de 2010

NO hablarás en mi nombre: cómo borrarse de los registros de la Iglesia.

Gente, lo prometido es deuda.
Acá va información básica sobre la Apostasía.
Qué es, cuál es su fin, cómo hacerlo, etc..


"LA APOSTASÍA tiene tantas definiciones como religiones existen. Dado que ninguna es más válida que otra no prestamos atención a ninguna de estas definiciones. Desde esta web proponemos la apostasía en el sentido de darse de baja de la Iglesia Católica.

Para apostatar, en el pasado, se debía recurrir a un artículo del Código de Derecho Canónico, una suerte de Código Civil eclesiástico. Aunque el apóstata no lo reconociera como una legislación válida, debía invocarlo si deseaba darse de baja. Hoy, gracias a Dios (sarcasmo), la ley de Hábeas Data protege nuestros datos de instituciones manipuladoras como la Iglesia Católica, por lo que podemos pedir que se nos dé de baja sin aparentes contradicciones.

Pero… ¿por qué darse de baja? Las razones por las que una persona querría apostatar son de lo más variadas. Dado que la Iglesia Católica cuenta como católico a todo bautizado, hay ateos que sienten que es su obligación darse de baja para mantener una coherencia. También hay quien apostata por no estar de acuerdo con las doctrinas de la Iglesia aún cuando cree en Dios, entonces, apostata para que su nombre no sea parte de esa institución. Desde esta web proponemos apostatar precisamente porque para la Iglesia Católica todo bautizado es católico, está de acuerdo con sus doctrinas, y por lo tanto utiliza la cifra de bautizados (muy alta porque el bautismo se transformó en una cuestión cultural) para imponer sus puntos de vista en la legislación y conseguir privilegios.

La Iglesia Católica para ser escuchada argumenta que casi el 90% del país es católico (boletín AICA Nº 2500) e indirectamente apoya sus doctrinas. Es decir, se erigen en la voz del pueblo, y vos, que fuiste bautizado, sos contado como parte de ese 90%. La realidad es que el 90% del país fue bautizado, y que ni siquiera la totalidad del pequeño porcentaje de practicantes está de acuerdo con sus doctrinas (encuesta CONICET).

Si apostatás, se anota al lado de la anotación de tu bautismo que abandonaste la fe católica, el modo católico de darte de baja. Si vos no querés ser parte de ese 90%, entonces hacé el trámite. Apostatar es tu derecho. ¡Que no hablen en tu nombre!"

¿Qué sentido práctico tiene apostatar?

"Vivimos en un país donde la representatividad otorga poder. Imagine que una institución dice representar al 10% de la comunidad (con los votantes que esto implica) no se va a sentar a negociar de la misma manera que lo haría un particular que no representa a nadie más que a si mismo. Si sospecha que ese 10% da poder en una negociación, ahora piense el poder que pueda dar un 50% de representatividad. A todo esto, la Iglesia Católica sostiene que casi el 90% de los argentinos somos católicos basados en el solo hecho de figurar en sus libros de bautismo, por lo que no es difícil imaginar la enorme ventaja que esto supone a la hora de negociar cualquier cosa con, por ejemplo, el gobierno nacional. Pero la realidad es bien distinta: Las encuestas recientes muestran que sobre los temas de mayor preocupación de la Iglesia, el nivel de representatividad es muy bajo: la sociedad en su mayoría no condena a la homosexualidad, no está contra el aborto, acepta la educación sexual en las escuelas, aprueba la utilización y de hecho utiliza métodos anticonceptivos, tiene relaciones sexuales por placer y sin necesidad de casarse por iglesia, etc. Queda claro que la Iglesia no representa a la mayoría de los argentinos en estos temas, pero aún así habla por todos.

Apostatar es una forma contundente de decirle a la Iglesia Católica: ¡No hablen por mí, no me representan! ¡Bórrenme de sus registros! ¡No me usen para presionar a nadie!"

 
* Para más información (incluso formatos de cartas y direcciones de Arzobispados a donde enviarlas) visiten el sitio web: http://apostasiacolectiva.org/ 

* Siguen los planes de organizarse para juntar firmas para impedir que se mantenga a la Iglesia:

2 comentarios:

  1. Hola Lau,

    Un amigo puto envió la carta, lo citaron y se ratificó frente a un seudo cura-abogado-inqusidor, en un despacho frío, enorme.

    Intentó convencerlo de que no, de que lo mejor era "permanecer en dios".

    Yo lo estoy pensando.

    El tuvo miedo de ir solo y pidió a una amiga del laburo que lo acompañe.
    Ahora les exige una copia de sus registros donde figure que lo borraron, digamos.

    Por cada uno de nosotros bautizado ellos cobran un dinerillo.

    Yo lo estoy pensando, pero iría sola, no les tengo miedo.

    Si no nos aceptan, no quiero pertenecer a su iglesia ni siquiera en los papeles...que cosa esa costumbre de los padres de no dejarnos elegir.

    Un beso enorrrmmme.

    Pao

    ResponderEliminar
  2. miedo? no, por favor!
    hay que comenzar a poner los pies sobre la tierra y quitarles poder politico y de opinion.
    hay que dejar de darles de comer gratuitamente..

    el bautismo es un acto de violencia. es imponer a personas sin consciencia de eleccion un credo y la participacion en una institucion hipocrita y corrupta..

    por favor, frenemoslo!

    besote, pao...y bienvenida!

    ResponderEliminar