Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

lunes, 1 de noviembre de 2010

the never-ending story, indeed

"La vio ahí, en su cama, como muchas otras tantas veces. Estaba de espaldas a ella y dormía plácidamente. Hacía mucho tiempo que no la tenía en ese lugar, seis meses, tal vez. Tres desde la última vez que durmió con ella en su cama. Y empezó a repasar toda su historia, la de ambas, de principio a fin, de tres años y tres meses atrás hasta ése momento, en el cual se encontraba ella observando su cuello. Una historia rara, de idas y vueltas, enigmática para muchos y más aún para ellas. Una historia de desplantes, desencuentros de sentimientos, de lugares, de tiempos. Inoportuna, como eran las dos, pero interminable. Con cuerpos involucrados y amores fugaces entremetidos, con estallidos de tormenta y silencios prolongados intermitentes. Con la rutina y la vida caminando por delante y escapadas varias de ambas partes al otro lado del arco iris. Era una historia atípica, de esas con las que una no cuenta pero que alivian un poco el dolor del alma.. y muchas veces lo causan. Era su historia, sólo de ellas. Porque nadie las conocía mejor que la una a la otra, nadie podía hacerles sentir un placer semejante, ni hacerlas sentir más en confianza que entre ellas. Y ella era más ella misma que nunca cuando la veía y, más aún, cuando era la propia desnudez del cuerpo la que desnudaba el alma. Y así eran las cosas -pensó-, y la abrazó. Así serían las cosas, -continuó-, hasta que alguno de esos amores fugaces, llegara para quedarse."

¿Para qué ponerlo en palabras si ya lo hiciste vos?

9 comentarios:

  1. Y así eran las cosas, y sí serían las cosas...
    veo un grado de esperanza, pero que sería interferido por algun amor fugaz que llegue para quedarse?...otro amor fugaz?

    No creo que cambiaria todas esas cosas que me hace sentir, por otro amor fugaz.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. creo que lo que menos que hay es esperanza..
    mas si resignacion..

    a veces pasa mucha agua debajo del puente y solo resta disfrutar de lo que hay, con la certeza de que el todo no se puede..

    saludos

    (do I know your name?)

    ResponderEliminar
  3. Resignación, sí. Nada más, ni nada menos.
    Mis palabras en tu blog, llega a ser bizarro esto a veces, ¿no?

    Te quiero, mucho.

    ResponderEliminar
  4. Aj! Nada más terrible que lo inoportuno.

    Saludos nena!

    ResponderEliminar
  5. LU:
    milagros ud por aca..
    la bizarrez ya es amiga, no?

    quierote mucho.


    TAMI:
    hmmm
    es mas terrible lo inoportuno o la resignacion?
    no me decido..

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. nada mas terrible que lo inoportuno.

    ResponderEliminar
  7. no se, che..
    mepa que esta peleado..

    ResponderEliminar
  8. o.O
    y ud??
    que sorpresa!

    te pienso y te apareces? siempre lo mismo??
    se te extraña..

    ResponderEliminar