Creative Commons License
aborto de pensamientos/abortion of thoughts is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina License.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Seguís en mis sueños, me cansa. Seguís en mis días, me cansa. Basta, por favor. No soporto más que sigas alrededor. Qué tengo que hacer para que se acabe? Decime qué hago. Tengo que buscarte y hablar con vos? Vomitarte el hilo tosco de pensamientos que me salga en el momento? Porque no importa cuánto planee qué decirte, sé que si te tengo en frente voy a decir cualquier otra cosa, si es que con suerte me sale palabra entre tanta lágrima reprimida, entre tanta angustia machacada en mis mandíbulas y contenida en mi garganta. Qué hago para que esto se acabe? Cuánto más? No es suficiente ya? No pasaron varios años ya? Por favor, andate!

Realmente necesito buscarte, arriesgar que no me quieras oír y regalarte la nueva perspectiva desde la cual veo a la historia hoy en día?

Por qué no puedo borrarte de la lista de auspiciantes de cada uno de mis fracasos? Por qué seguís importando en mi vida? Por qué dejo que todavía permees mis días con la presencia de tu ausencia? Tengo que conciliarme con vos para que desaparezcas? Cuál es el exorcismo que surte efecto?


Estoy podrida. De mí, no de vos. De mí, porque yo soy el sujeto y vos, el predicado.

4 comentarios:

  1. En los temas del dios Cupido, sucede que a veces creemos, y déjame decirte que creemos mal, que la persona amada es única e irremplazable.
    Pero deja que te diga una cosa, éso no es así. Puede que los próximos dias sigan siendo terribles y grises, pero puede que no, puede que todo cambie, que los dias que han de venir abran ventanas a la esperanza, como decía Ismael.
    El mejor exorcismo es una tarde de cine, de lectura, de salir, de libertad. Llora, grita, regala tu odio eternamente y... llámame.
    Por lo que he podido leer tienes un gran mundo interior, digno de Guillermo del Toro para un nuevo laberinto del fauno, sólo que esta vez en temas del jodido dios del arco y la flecha.
    Lo dicho, que nadie es imprescindible, salvo tú misma.
    Y creo sin conocerte que mereces la pena, pena del que no sepa apreciarlo.
    Y una cosa... deja de ser sujeto y anda a la conquista del predicado, que también es tuyo.
    Joan,

    ResponderEliminar
  2. Empezá a hacer uso de la gramática generativa, llamala "sintagma" y vas a ver que te olvidás más rápido.

    Funciona. Te juro que nunca quise olvidarme tanto de una materia como de ésa.. jejeje

    Besos!!!!

    Pazchi

    ResponderEliminar
  3. JOAN:
    dejar de ser sujeto cuesta, che..
    es nuestra natura..
    el predicado a veces es indomable, pero es cuestion de practica y constancia..
    hacia alla vamos..

    saludos!

    PAZCHI:
    ame tu analogia!
    grosa!!!

    abrazo grande =D

    ResponderEliminar
  4. nos estamos quedando sin lectores???

    ResponderEliminar